Desde el comienzo de su mandato y en forma vertiginosa, el gobierno de Mauricio Macri impuso una dinámica política e institucional alineada con los intereses del capital más concentrado, de modo de restaurar a nivel social el dominio de las corporaciones (sobre la base de una clara articulación económico-mediático-judicial) y situar nuevamente al país bajo la órbita de influencia directa de Estados Unidos y los países centrales. Diversas medidas en el plano institucional fueron tomadas en estos meses de gestión con una clara orientación respecto a sus beneficiarios y en relación a un modelo de sociedad que se quiere instaurar si la correlación de fuerzas lo permite.

https://www.pagina12.com.ar/45570-derechos-vulnerados-y-enmascaramientos