El Gobierno anunció una reforma tributaria que, en la práctica, ya comenzó con medidas que se han tomado a partir de diciembre de 2015. Las autoridades nacionales tienen una visión “ofertista” de cómo salir del estancamiento. Esto significa que apuesta para recuperar el crecimiento económico a facilitar las inversiones por la vía de reducir gastos a los supuestos inversores. Estos gastos son, principalmente, el pago de salarios (para cuya reducción se anuncia también una reforma laboral) y el pago de impuestos. En especial el pago de impuestos de los sectores más acaudalados o concentrados de la economía.

 

Nota completa: https://www.pagina12.com.ar/67548-la-reforma-tributaria-y-su-contexto