Los proyectos de reforma tributaria, previsional, laboral, revalúo/ajuste por inflación y el acuerdo con los gobernadores no pueden ser analizados de manera aislada y cada uno por su lado, como si fueran piezas sueltas y desintegradas que no se relacionan de modo alguno. Claramente constituyen un plan. Un plan que no se inicia ni se agota con la sanción de estas leyes, sino que consolida un camino que el gobierno ha venido trazando desde su asunción.

Nota completa: 

https://www.pagina12.com.ar/84137-un-plato-amargo