3 AÑOS DEL INICIO DE LA CAMPAÑA #NIUNAMENOS Y DE LAS MÚLTIPLES EXPRESIONES QUE SE HAN VENIDO SUCEDIENDO EN RELACIÓN AL ROL DE LA MUJER EN LA SOCIEDAD ACTUAL -LA REIVINDICACIÓN DE SUS DERECHOS, LA IGUALDAD, LA PARIDAD DE GÉNERO EN EL TRABAJO Y EN LOS LUGARES DE TOMA DE DECISIONES-, GABRIELA DIKER, RECTORA DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE GENERAL SARMIENTO (UNGS), DIALOGÓ CON UNIVERSIDAD SOBRE EL LEGADO DE LA REFORMA UNIVERSITARIA Y EL LUGAR DE LA MUJER EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR, ENTRE OTROS TEMAS.

 

 

 

 

Una de las seis máximas autoridades femeninas que tienen las 57 casas de altos estudios públicos del país, Gabriela Diker, realiza una afirmación que adquiere relevancia a la luz de los últimos debates sobre el acceso de los sectores populares a la universidad. La rectora de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), una de las instituciones emplazadas en el conurbano bonaerense, expresa: “Tenemos que insistir en que somos instituciones públicas garantes del derecho de todos los y las jóvenes a recibir una formación de la más alta calidad en las que producimos conocimiento validado científicamente y relevante socialmente”.

Con el objetivo de revalidar su conducción en la universidad que tiene su sede en Los Polvorines durante las próximas elecciones del 11 de junio, Diker no pierde oportunidad de resaltar el creciente rol de la mujer en el sistema universitario, aunque reconoce: “El dato significativo es que las probabilidades de que una mujer ocupe el rectorado de una universidad pública en nuestro país son bajísimas. En éste, como en todos los ámbitos, para acceder a este cargo y para ejercerlo, las mujeres debemos esforzarnos muchísimo más que los varones”.

¿Cómo ve el hecho de que haya una menor proporción de mujeres (en comparación con los hombres) en altos cargos jerárquicos dentro de las universidades? 

En la Argentina, sobre 57 universidades nacionales somos sólo 6 las mujeres que ocupamos el máximo cargo de conducción. Teniendo en cuenta que las mujeres alcanzan casi el 60% de la matrícula estudiantil, y un poco más aún en la proporción de graduadas universitarias por año, es evidente que la desigualdad de género atraviesa de una manera brutal el sistema universitario.

Nota completa en: https://www.pagina12.com.ar/119772-la-principal-funcion-de-la-universidad-es-su-contribucion-a-