Se trata del Primer Informe sobre Ciudades y Desacoplamiento en el Uso de los Recursos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que a través de su Panel Internacional de Recursos (International Resource Panel, IRP) ha dado a conocer el documento “City-Level Decoupling: urban resource flows and the governance of infrastructure transitions”. Participó activamente en la redacción del informe, el Dr. Walter Pengue, con la colaboración en el desarrollo del caso argentino de la Dra. Ana Carolina Herrero (ambos del Área de Ecología del Instituto del Conurbano de la UNGS) y el apoyo de técnicos del equipo nacional del Programa Prohuerta, INTA, Argentina, entre ellos el Dr. Roberto Cittadini.

En este estudio global participaron casi 40 investigadores de distintas instituciones de los cinco continentes, bajo la coordinación del Dr. Mark Swilling del Instituto de la Sustentabilidad de la Universidad de Stellenbosch (Sud Africa).

Pengue señaló que el documento será de interés para tareas de investigación “enfocadas en la temática de lograr ciudades sostenibles y habitables, incorporando nuevas visiones y tendencias sobre el estado del arte de estos temas, y también para los decisores y responsables de programas y políticas públicas vinculados a la sustentabilidad y habitabilidad de las ciudades”.

El informe analiza el papel de las ciudades como nodos espaciales donde los principales flujos de recursos se conectan, tales como bienes, servicios y desechos, y cómo las infraestructuras de las ciudades se vinculan con el uso de recursos, productividad y eficiencia en un contexto urbano. El concepto de metabolismo social es incorporado conjuntamente con el estudio de los ciclos de vida de los materiales que entran y salen de las ciudades.

Pengue explicó que el hecho que las ciudades hayan sido elegidas como uno de los focos de análisis del Panel Internacional, radica precisamente en su relevancia como nodos centrales de la transformación humana. “Las ciudades ocupan (en superficie) menos del 2 % de las tierras del mundo, pero demandan el 75 % de la energía y los materiales del planeta”, detalló.

Además del documento completo, también se encuentran publicados 30 estudios de casos “globales” de los cuales 3 son latinoamericanos. Se trata de casos de ciudades con enfoques innovadores para el cambio de infraestructura sostenible y que también abordan cuestiones relativas al fortalecimiento de capacidades sociales vinculadas a sistemas de autoproducción de alimentos o mejor aprovechamiento de los recursos. En este sentido, Pengue destacó que la propuesta del caso argentino hacia el responsable del documento de UNEP, el Dr. Mark Swilling de Sudáfrica, podría demostrar un camino distinto que tienen las ciudades en términos de recuperación de servicios ambientales básicos. Esto, en conjunto con la oportunidad de mejorar condiciones críticas tanto en países desarrollados como particularmente países en vías de desarrollo vinculadas a la producción de alimentos, además de sanos, muy baratos.

El Programa Nacional del Prohuerta es un modelo en este sentido. “Lo hemos logrado insertar como estudio de casos globales, como un ejemplo de trabajo permanente y muchas veces silencioso de muchos técnicos y profesionales en el territorio, conjuntamente con el trabajo de promotores y huerteros, atento a los enormes beneficios en seguridad y soberanía alimentaria de la Argentina”, remarcó el investigador.

El documento y los estudios de caso se encuentran en el siguiente link: http://www.unep.org/resourcepanel/Publications/City-LevelDecoupling/tabid/106135/Default.aspx

Además del documento en inglés recientemente publicado, un dossier resumido estará próximamente disponible en las lenguas oficiales de Naciones Unidas, entre ellas el español.

Panel Internacional de Recursos (IRP)

El Panel de los Recursos (www.unep.org/resourcepanel) es un grupo de trabajo de las Naciones Unidas cuya responsabilidad principal es la producción de documentos científicos generados bajo un riguroso proceso de revisión científica de pares, tales como el uso sostenible de los recursos naturales, los estudios de flujo de materiales y sus ciclos de vida, y el desacople de los impactos ambientales del aumento del bienestar humano y de la demanda de estos recursos.

Pengue agradeció a los colegas e instituciones que colaboraron en este documento (como el INTA) y también a otros que están contribuyendo en los nuevos estudios, como por ejemplo, el de Tierras Globales que se publicaría a fin de este año (con contribuciones de instituciones como el INTA, UBA e INPOFOS en el caso de Argentina) “Ciertamente, espero poder seguir contribuyendo a esta Universidad y a mis otros grupos y relaciones argentinas, abriendo espacios y oportunidades concretas, con documentos y resultados que marcan claramente tendencias y, que permitan llevar una voz propia desde la Región hacia estos enfoques globales”, señaló.

El Doctor Walter Pengue es Miembro Científico del Panel de los Recursos desde el año 2009 y Cochair del Grupo de Trabajo sobre Suelos Globales.

Comparte este artículo