Bajo el título Programas para aprendices de científicos, el diario La Nación publicó una nota sobre propuestas para las vacaciones de invierno, en este caso visitar los museos de ciencia, entre ellos el Museo Imaginario de la UNGS.

Programas para aprendices de científicos
Los enigmas de la aviación, jugar a ser arqueólogo y otros misterios ideales para investigar durante las vacaciones en San Isidro, La Plata y San Miguel

¿Por qué no pensar en estas vacaciones en una salida con la familia para disfrutar del siempre misterioso mundo de las ciencias? Eso es lo que proponen Exploratorio San Isidro, Imaginario y Vacaciones con los Dinosaurios. La idea es que los chicos descubran por sí mismos algunos principios científicos, pero con la consigna de tocar, preguntar y, sobre todo, pasarla bien.

En Imaginario la propuesta es no quedarse de brazos cruzados. De eso trata este museo de ciencias interactivo de San Miguel, que tiene diez salas en las que es posible introducirse en el mundo de la electromecánica, las poleas, los péndulos, el reciclado, el electromagnetismo y las ilusiones ópticas, entre otras áreas.

“El museo no es de corte patrimonial, no tiene colección, sino módulos interactivos para que chicos y grandes experimenten”, explica Carolina Irschick, asistente de coordinación del lugar, que depende de la Universidad Nacional de General Sarmiento.

El levitador de Bernoulli es uno de los experimentos más requeridos: se trata de un cono con un potente ventilador en su base donde cualquier objeto que allí se coloque flotará como por arte de magia. Pero no se trata de ciencias ocultas: allí se explica que es el efecto del aire que se comporta como un fluido invisible.

En el área de ilusiones ópticas la percepción es la gran protagonista, como el juego de carteles de colores que a muchos lleva a la confusión

Leer la nota completa en www.lanacion.com.ar/1600570

La nota fue publicada en la edición impresa del diario La Nación el domingo 14 de julio de 2013.

Comparte este artículo