Inauguración de la Escuela de Museología de las CienciasLa experiencia de los visitantes de los museos de ciencias, fue el eje central de la Escuela de Museología de las Ciencias, realizada en la UNGS.

El encuentro, el 4º en el país y el 11º a nivel latinoamericano, reunió a más de 65 integrantes de museos y centros de ciencia para compartir, debatir y reflexionar sobre las propuestas de popularización científica de museos y centros interactivos, y para profundizar en la formación de los trabajadores de estos espacios.

La organización estuvo a cargo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, por la UNGS y su Museo Imaginario y la Asociación Argentina de Museos y Centros de Ciencia y Tecnología (AACeMuCyT).

En la apertura del encuentro participaron Gustavo Kohan, vicerrector de la UNGS; Lucas Rozenmacher, Director del Centro Cultural; Gabriel Gellon, Coordinador del área educación del programa de Popularización de la Ciencia del Mincyt; Lilia Romanelli, Coordinadora del Museo Imaginario de la UNGS; Joaquín Fargas, Director Ejecutivo de la Red de Popularización de ciencia de América Latina y el Caribe (Red Pop); y Agustín Carpio, Director Ejecutivo de la AACeMuCyT.

Durante su breve intervención y luego de darle la bienvenida a los presentes, Kohan hizo referencia al décimo aniversario del Museo Imaginario, a su crecimiento y a su fuerte interacción con la zona de la referencia de la Universidad a través de las distintas actividades que realiza.

Silvia Alderoqui, del Museo de las Escuelas de Argentina, Ricardo Rubiales, del Museo Nacional de Arte de México, y Modesto Tamez, del Museo Exploratorium de San Francisco, Estados Unidos, estuvieron al frente de las conferencias principales.

Aventura, magia, participación, experiencias y visitantes fueron algunas de las palabras que se escucharon a la largo de la exposición de Alderoqui, que se centró en la interfaz humana, es decir, en las experiencias de los visitantes de los museos y centros de ciencia y también de sus trabajadores. “Además de ser ‘contados’, los visitantes tienen que ser ‘tenidos en cuenta’. Es necesario confiar en el potencial de los proyectos participativos y animar el uso creativo de las colecciones como recurso colectivo. Así podremos pensar en museos que sean memorables en la vida de las personas que los visitan y en espacios estimulantes para los equipos que trabajan en ellos”, escribió la especialista en la última edición de La Cultural.

¿Cómo se decide las exposiciones que van a formar parte de los Museos? fue una de las preguntas que sobrevoló el debate y que respondieron varios de los especialistas.

Rubiales aseguró que en la actualidad se piensa en el contexto propio del Museo y de la sociedad en el que está inserto: “Cuando armamos un museo, no vamos un libro de ciencia sino a las características sociales de la ciencia del momento. Nos estamos acercando desde un problema social que entrelaza investigación científica y aplicación tecnológica. Ahora los centros de ciencia los abordamos desde un análisis del lugar, de las personas, de la investigación”. Y agregó: “Los museos estamos recuperando el proceso de la ciencia como una cuestión diaria. El velcro que usamos en la ropa es un proceso científico, es una tecnología que viene de la investigación. Tu manera que cambiar la televisión es un proceso tecnológico que viene de la investigación científica. Si uno mira con los lentes de la ciencia, el mundo cotidiano está rodeada de ella”.

El encuentro se pudo seguir en vivo a través de la página web del Museo Imaginario (www.ungs.edu.ar/museo), espacio donde permanecen disponibles los videos de la cobertura.

20 años de la UNGS y 10 años del Museo Imaginario
El 2013 en la UNGS es una año de aniversarios. Se cumplen 20 años de la creación de la Universidad y 10 años del nacimiento del Museo Imaginario, un Museo con ciertas particularidades que lleva a sus visitantes a relacionarse con el conocimiento de modos diferentes a los tradicionales. Desde este espacio, emplazado en el centro de San Miguel en el Centro Cultural de la UNGS, se estimula a la generación de otra mirada sobre lo real, resaltar el valor de la reflexión y del aprender disfrutando.

Comparte este artículo