El ex canciller argentino y pre candidato presidencial Jorge Taiana visitó el Centro Cultural de la UNGS, donde conversó conversó con autoridades de la Universidad y militantes del Movimiento Evita. En esa oportunidad se refirió al rol que desempeñan las universidades nacionales, la situación de la Argentina en el contexto mundial y los desafíos que enfrentaría internamente en la conducción del país.

¿Qué aporte realizan las universidades públicas en el proyecto nacional?

Aportan muchísimo, la universidad es un centro de formación y es un centro de investigación, ese es el concepto que debe define a la universidad. El siglo XXI se señala como el siglo del conocimiento, y la Argentina es un país con un enorme potencial, pero necesita que su estructura productiva, su sociedad y su gente estén vinculado por mayores niveles de conocimiento científico, de desarrollo y de innovación tecnológica, y de posibilidades de transferencia y de vinculación entre la investigación, el conocimiento, y la sociedad y la producción. En eso las universidades nacionales públicas tienen un rol fundamental para construir las prioridades, para dar las soluciones y para dar apoyo, especialmente a la pequeña y media industria, que tiene que tener una trama de alta incorporación de valor agregado, alta incorporación de tecnología, y eso es imposible sin la investigación que desarrollan las universidades públicas, que por otra parte es el lugar donde se desarrolla la amplísima mayoría de investigación en la Argentina.

A partir de su experiencia en la Cancillería y su conocimiento ¿en qué situación se halla el país en el mediano plazo a nivel mundial?

Soy optimista, creo que la Argentina está en una onda larga de crecimiento, esa onda obviamente no omite que haya períodos de subas y bajas, pero creo que estamos en una onda larga de crecimiento, por varias razones. Porque el siglo XXI demanda lo que nosotros tenemos, por lo tanto el precio de los alimentos y los precios de buena parte de nuestras materias primas van a ser en promedio más altos de lo que fueron las últimas décadas del siglo XX; y porque tenemos, además, una base industrial, que si le damos mayor densidad y la conectamos productivamente con el conocimiento, va a tener una potencia enorme. También porque tenemos la posibilidad de obtener y de avanzar en transferencias tecnológicas y en innovación tecnológica desde el punto de vista productivo. Por todo esto creo que las perspectivas de la Argentina son buenas: hay que tener alimentos, recursos naturales y recursos humanos, nosotros tenemos los tres en una buena asignación de recursos. Si los potenciamos y, sobre todo, si avanzamos en la integración regional, que es un requisito para tener escala de todo tipo, creo que el futuro es bueno.

¿Cuál sería el principal desafío, a nivel interno, en la conducción del país?

Hay varios. Para ser sintético y expresarlo de manera esquemática, lo central es garantizar el trabajo a todos los argentinos que quieren y necesitan trabajar, y garantizar que ese trabajo sea de calidad, con todos los derechos. Hoy hemos avanzado muchísimo en el tema de la empleabilidad, pero tenemos todavía un tercio de nuestra fuerza de trabajo sin plenitud de derecho. Asique yo creo que mantener y aumentar la oferta de trabajo y hacerlo realidad para todos, creo que es un elemento fundamental en la estrategia de desarrollo de un país como la Argentina.

We cannot display this gallery

Comparte este artículo