Museo de la LenguaFue inaugurado recientemente en la UNGS el Museo de la Lengua, producto de un intercambio con la Biblioteca Nacional, que se propone brindar un acercamiento lúdico a los fenómenos de la lengua. El Museo tiene su espacio dentro de la Unidad de Biblioteca y Documentación (UByD) de la Universidad, ubicada en la Campus Universitario de Los Polvorines (Gutiérrez 1150). Desde mayo se podrá visitar todos los miércoles de 10 a 18. También se organizarán visitas guiadas para escuelas secundarias, para programarlas escribir a lkornfel@ungs.edu.ar.

“El Museo de la Lengua es un espacio que, por medio de distintas propuestas interactivas, se propone sensibilizar y hacer reflexionar a los visitantes sobre una serie de cuestiones que involucran la lengua y que suelen pasar desapercibidas, no solo por falta de información sino también por prejuicios fuertemente enraizados en la sociedad”, explica Laura Kornfeld, Directora del Museo. Si bien se detiene en aspectos más generales del español y de las lenguas, el Museo está centrado en el español de la Argentina, a partir de distintos ejes ordenadores.

Desde el Museo se hace hincapié en varios aspectos, entre ellos, la variación lingüística, un eje histórico sobre los cambios producidos en el español de la Argentina y la desmitificación de una serie de tópicos o lugares comunes erróneos.

La variación lingüística se muestra a partir de la contrastación desde el punto de vista fonológico y léxico de dialectos, cronolectos y sociolectos diferentes dentro del país y también desde el contraste entre las variedades nacionales y las de otros países de habla hispana. Kornfeld explica que el Museo cuenta además “con una mínima semblanza de las características tipológicas del español a partir de su contraste con lenguas indígenas (guaraní, quechua, mapuche) y lenguas de inmigración en la Argentina, como las lenguas orientales (chino, japonés, coreano), las lenguas eslavas (ruso, polaco), las lenguas semíticas (árabe, hebreo) y las lenguas africanas”.

Con respecto a los ejes históricos, la Directora del Museo comenta que se trabaja en relación con los cambios producidos en el español de la Argentina, particularmente luego de la independencia, y con las ideas político-lingüísticas surgidas en momentos de intenso debate, la Generación del 37, del 80 y la inmigración, por ejemplo. Además se presta atención a las variedades identitarias de la Argentina, como el lenguaje gauchesco y el lunfardo, determinando la confluencia de distintas lenguas y dialectos en su conformación.

“También se apunta a desmitificar una serie de tópicos o lugares comunes erróneos con respecto a la/s lengua/s que tienen mucha incidencia en la educación, como por ejemplo: ‘En la Argentina se habla mal el español’, ‘Hay palabras buenas y malas’ o ‘Existen lenguas más difíciles que otras”, explica Kornfeld. En ese mismo sentido, se problematiza la relación de la lengua con la escritura y con otros soportes, como por ejemplo las lenguas de señas. Se propone, también, poner en cuestión las ideas que “naturalizan” el lenguaje, mostrando cómo la elección de ciertas palabras nos compromete con un punto de vista ideológico y político determinado.

El Museo resalta la relación de la lengua con distintas artes, incluyendo la literatura, el cine, la música y el humor, apuntando en lo posible a reflejar las distintas variedades del país. Se propone a los visitantes diversos juegos interactivos que promuevan la reflexión lingüística, aumenten su conocimiento sobre la etimología, el significado o el uso del vocabulario y les permitan adquirir nuevas palabras.

Consultas e informes
Laura Kornfeld – lkornfel@ungs.edu.ar

Comparte este artículo