Con la presencia de la rectora Gabriela Diker, ex rectores de la universidad, investigadores docentes, directores de los institutos, miembros de la comunidad universitaria, amigos y familiares, se realizó un homenaje en memoria del Profesor Emérito José Pablo Martín, en el Multiespacio Cultural. El acto culminó con la designación del auditorio con su nombre.

En un emotivo acto, los investigadores docentes del Instituto del Desarrollo Humano (IDH), Gisela Suazo y Aldo Ameigeiras junto al Mario Lipsitz del Instituto de Ciencias (ICI) y Agustín Segesdi, estudiante del Profesorado Universitario en Filosofía, recordaron a Martín en su trayectoria académica, pedagógica y humana. También resaltaron su rol esencial en la fundación y puesta en funcionamiento de la Universidad.

Durante la ceremonia, Diker evocó la figura de José Pablo Martín para recordarlo como un ser humano excepcional, con un fuerte sentido de justicia, igualdad y una disposición para escuchar al otro: “Nos enseñó un modo particular de hacer y construir una institución como la UNGS. Queremos recordarlo a través de una marca institucional que mantenga viva su impronta”, precisó.

“Esta Universidad seguirá siendo José Pablo en sus palabras y escritos. Por eso el Consejo Superior resolvió denominar con su nombre nuestro bello auditorio. Fue un académico muy valioso, reconocido a nivel nacional e internacional, elegido también como profesor emérito el año pasado, riguroso y también muy generoso”, elogió.

Gisela Suazo recordó sus vivencias como alumna de José Pablo y más tarde como investigadora del Instituto. Además, Aldo Ameigeiras elaboró un recorrido por su trayectoria y subrayó la importancia de su acompañamiento a los momentos de consolidación y crecimiento de la institución. “Es una columna vertebral de la universidad como construcción colectiva”, expresó.

Por otra parte, Lipsitz rememoró el papel de Martin como escritor, estudioso de Filón de Alejandría y productor de una vasta serie de escritos de carácter político, donde mencionó la preeminencia que le asignaba al diálogo como una forma de consenso y un espacio simbólico donde se cruzaba la palabra, la política y la comunidad.

El estudiante Agustín Segesdi brindó un cálido y reflexivo homenaje para delinear su labor docente. “José Pablo nos llenaba de energía positiva y de amor por la filosofía. Por eso cuando un estudiante se pregunta qué tipo de profesor debe ser es inevitable pensar en él, por sus gestos y formas de hacer y pensar la filosofía”, expresó.
En el cierre del acto, familiares y amigos de José Pablo Martín descubrieron una placa para celebrar el nuevo nombre del auditorio, en homenaje a un pilar fundacional de la Universidad.