“Para defender auténticamente los derechos humanos y apelar a una verdadera cultura democrática en la región, el presidente argentino debería haber empezado por pedir la pronta liberación en Paraguay de los presos políticos de Curuguaty. Los dobles discursos, como el doble estandar, nunca faltan”, afirman Rocco Carbone, investigador docente del IDH, y Clyde Soto, del Centro de Documentación y Estudios de Paraguay, en una nota de opinión publicada por el diario Página/12 el 23 de diciembre de 2015.

Opinión
El doble discurso con los derechos humanos