Proceso de Autoevaluación Institucional

En el marco del proceso de Autoevaluación Institucional realizado por la UNGS se identificaron logros, dificultades y desafíos en diversos campos y se elaboro un conjunto de orientaciones para un Plan de Mejora. Desde que dicho proceso se completo con la aprobación del Informe por parte del Consejo Superior y la Asamblea Universitaria -en junio de 2006- dichas orientaciones fueron asumidas por la Universidad al momento de establecer en una perspectiva plurianual sus planes de actividades y líneas de acción.

Cabe destacar como campos de desarrollo especialmente relevantes:
Se asumió como objetivo estratégico desarrollar y consolidar las plantas de personal, en la inteligencia de que constituía una necesidad vital para la sustentabilidad y crecimiento de la Universidad y sus actividades. Ejemplo de ello: la ampliación considerable de las plantas básicas de investigadores docentes, el desarrollo de una estrategia de apoyo a la mejor inserción así como la formación del personal, -tanto de investigadores docentes como de personal técnico y administrativo-, y el diseño e implementación de un régimen transitorio de evaluación de desempeño.

En relación con el desarrollo y consolidación de la oferta formativa se trabajo en dos grandes líneas de acción. Por una parte, respecto del desarrollo y perfeccionamiento de la oferta: mejora de los trayectos formativos en las carreras de grado existentes -sobre la base del desarrollo de espacios de trabajo acerca de las menciones y carreras de grado-, expansión de la oferta de posgrado, despliegue de oferta de formación continua y, desde el año 2008, en el desarrollo de un proceso de revisión sistemática de la oferta, incluyendo todos los niveles; tanto la existente como la identificación de campos y perfiles nuevos. Por otra parte, se implementó una estrategia integral de apoyo al acceso y avance en los estudios de grado.

Se establecieron y potenciaron las herramientas para la promoción y apoyo de la investigación. Por ejemplo: la implementación de un número considerable de PICTO en convenio con la Agencia Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, la instrumentación de un Fondo para asignar financiamiento Semilla y otros dispositivos para facilitar la participación en seminarios, congresos, talleres y reuniones de trabajo.

También se avanzo en el desarrollo de dispositivos institucionales para apoyar iniciativas de servicios y de acciones con la comunidad, su gestión y e intercambio sobre sus resultados. Entre ellos cabe destacar la creación del “Fondo de Estimulo al Fortalecimiento de los Servicios No Rentados y Acciones con la Comunidad” y la implementación de diversas convocatorias en relación con éste, la creación del “Fondo de asistencia financiera temporal a Servicios a Terceros” con financiamiento externo ya firmado (convenio y/o contrato). Se brindó especial atención al desarrollo de servicios no rentados y la acción con la comunidad. Asimismo se encaro el fortalecimiento de la Unidad de Vinculación Tecnológica.

Fueron implementados varios proyectos de obras e instalaciones con el propósito de brindar mejores condiciones edilicias para el desarrollo de las actividades de la Universidad. Entre ellos: se desarrolló la infraestructura del Campus, extendiendo y mejorando la red de servicios y cañeros -de agua e incendio, electricidad, telefonía y datos existentes-; la refuncionalización de aulas, para establecer oficinas adicionales para los cuatros Institutos, la construcción de nuevas aulas y laboratorios, una importante ampliación de la Biblioteca y la construcción del Auditorio.

Las apretadas referencias anteriores dan cuenta del hecho de que el proceso y el Informe de Autoevaluación han sido activamente utilizados por la Universidad como una herramienta eficaz para su desarrollo y consolidación.