Régimen transitorio de evaluación de desempeño

Lineamientos básicos para la evaluación del desempeño

 

En el proyecto institucional de la UNGS la evaluación es entendida en términos generales como una herramienta que permite alimentar procesos de perfeccionamiento sistemático y continuo de las diversas actividades, a la vez que promueve el proceso de aprendizaje y construcción institucional.

 

En ese sentido en la visión estratégica de la UNGS se establece que “la Universidad debe darse mecanismos para promover y reconocer la calidad de sus actividades tales como investigaciones, docencia, servicios y gestión. Para ello debe propender a incorporar en forma sistemática la evaluación sustantiva, continua, crítica y constructiva de resultados y procesos. La articulación de la evaluación interna y externa por los pares será un rasgo de su modelo institucional” (Marco Estratégico y Lineamientos de Políticas de la UNGS -Resolución (CS) Nº285/00-, numeral 61).

 

Más en particular, se ha previsto que “La evaluación de las actividades esté referida al cumplimiento y calidad de las tareas acordadas en los Planes Anuales de cada Instituto o dependencia, en correspondencia con los objetivos de los mismos y con los objetivos estratégicos de la Universidad. Para ello, y a fin de informar los procesos de planificación y evaluación de toda la Universidad, así como de socializar el conocimiento sobre procesos y resultados, y de evitar inequidades entre sectores de la Universidad, las actividades de docencia, investigación, servicios y gestión deben ser sistematizadas y referidas a los objetivos particulares y generales, y quedar registradas según se indique en el régimen del sistema de gestión” (ídem, numeral 63).

 

La relevancia otorgada en la UNGS a la evaluación para promover y fortalecer la calidad de sus actividades está asociada a aquella que se asigna a las apreciaciones de los pares y también a los otros protagonistas con quienes se interactúa en el desarrollo de las mismas. Al respecto el “Marco Estratégico…” consigna que “La evaluación del trabajo y de la Universidad tiene varias instancias, entre otras: a) los pares, mediante procedimientos objetivos que minimicen las usuales tendencias que modifican su sentido; b) los usuarios (alumnos para la formación, alumnos y/o académicos para los servicios de administración, gestión, destinatarios de los servicios; etc.); c) la comunidad científica de referencia, que suele tener criterios específicos que no pueden generalizarse a otras disciplinas; d) el sistema de educación e investigación; e) la sociedad local y nacional.” (ídem, numeral 62).

 

En síntesis, en la UNGS el propósito de la evaluación es la mejora continua, sistemática de sus diversas actividades, y es entendida como un elemento relevante en los procesos de aprendizaje y construcción institucional. Ver reuniones de difusión general.