El Consejo Superior de la UNGS emitió una resolución en la que repudia los “graves hechos de violencia institucional, de vulneración de derechos y de persecución por razones de género” que implicó la detención ilegal de más de veinte personas en las inmediaciones de Plaza de Mayo luego de la movilización realizada el 8 de marzo de 2017 junto al Paro Internacional de Mujeres.

“Estamos frente a una situación de clara vulneración de los Derechos Humanos, de violencia institucional y de persecución por razones de género”, sostiene el texto, en el que se resuelve “instar al Poder Judicial el pronto esclarecimiento de estos hechos y la sanción que corresponda a los responsables políticos y materiales de los atropellos cometidos contra las veinte personas detenidas y el dictado de su sobreseimiento”. 

Leer la resolución completa emitida por la UNGS:

Parte uno y dos.