aa Comite por la Libertad de Milagros Salas Malvinas Campus58La Asamblea de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) se pronunció  en su reunión ordinaria del viernes 11 de noviembre en favor de la liberación de la militante social Milagro Sala, detenida en forma ilegal y arbitraria como expresó el Parlamento del Mercosur y distintos organismos internacionales de Derechos Humanos, entre ellos, la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La Universidad, la primera en manifestarse en este sentido,  reafirma a través de una declaración su trabajo y compromiso sostenido con la defensa de los Derechos Humanos.

 

Ver declaración aquí

 

El máximo órgano de gobierno universitario, compuesto por todos los claustros (investigadores docentes, graduados, estudiantes y no docentes), se pronunció en base a un proyecto presentado por estudiantes y graduados del Frente Universitario Nacional y Popular (FUNYP). La declaración, que repudia la detención de Sala, fue acompañada por una amplia mayoría de la asamblea: tuvo 35 votos favorables y  dos abstenciones.

 

El pronunciamiento toma la Declaración 01/16 del Parlamento del Mercosur que rechaza la privación de la libertad de Sala y también la resolución del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU, que indica, entre otros puntos, que la detención de la militante social es “arbitraria ya que viola el ordenamiento jurídico aplicable en la Argentina tanto de índole constitucional como legal, así como el derivado de instrumentos internacionales”. Y concluye que la detención “fue ordenada por una autoridad judicial incompetente, que no medió procedimiento alguno de desafuero, y que se violaron distintos derechos que debieron ampararla, como los comprendidos en los artículos 9, 10 y 11 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y en los artículos 9 y 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ambos con jerarquía constitucional)”.

 

La presentación del proyecto de resolución ante la Asamblea estuvo a cargo de la consejera graduada por FUNYP, Natalia Arias, quien sostuvo: “Hoy se cumplen 300 días de la detención ilegal de Milagro Sala, una militante y luchadora social, que fue detenida en el marco de una protesta que realizaba la Red de Organizaciones Sociales (ROS) en Jujuy. La preocupación ante  esta situación es que genera antecedentes para que desde el gobierno se criminalice la protesta social, un derecho constitucional del que gozamos todos los argentinos y argentinas. El Estado debe ser garante de derechos y no la herramienta de algunos gobiernos para reprimir a la sociedad.”

 

Sala, fundadora de la organización barrial Tupac Amaru y diputada del Parlasur, fue detenida el 16 de enero de 2016 tras encabezar un acampe de protesta frente a la gobernación jujeña.  Luego de su arresto, el Poder Judicial de Jujuy inició una serie de investigaciones impulsadas por el gobernador Gerardo Morales y aún hoy se encuentra privada de su libertad.