Durante la última semana de abril y la primera de mayo  de 2017 se realizó en el campus el estudio de monitoreo de la separación de residuos implementada en los módulos de aulas 3 y 7.

El estudio estuvo a cargo de los integrantes del EcoGrupo y contó con la participación de estudiantes voluntarios y de la materia Gestión de Residuos de la Licenciatura en Ecología.

Se analizaron los residuos producidos durante cinco días, procesando un total de 282,53kg, incluyendo tanto los residuos reciclables como los no reciclables.

Presentamos aquí algunos datos

Se descartaron 7,25 kg. de vasos de telgopor, que equivale a 22.000 unidades.

En cuanto a las botellas PET, se generaron 19,66 kg., lo que equivale a 2.185 botellas.

Entre los envases de tetrabrick, latas y botellas de vidrio se procesaron 7,95 kg. Ello equivale aproximadamente a: 50 latas, 200 envases de tetrabrick y una botella de vidrio.

Los residuos orgánicos húmedos sumaron un total de 92,07 kg entre yerba, restos de comida y frutas. De ellos, se depositaron erróneamente 27,84 kg en el cesto verde de reciclables. Estos residuos arruinan los materiales reciclables correctamente dispuestos y afectan a las condiciones de trabajo de los recuperadores urbanos, quienes los manipulan.

Los cestos negros (para no reciclables) recibieron alrededor de 44 kg de residuos reciclables mal dispuestos. Éstos, lejos de ser recuperados, siguen el circuito de disposición final en relleno sanitario.

Por otra parte, en esta edición del monitoreo se separaron los envoltorios de galletitas, alfajores,  caramelos, paquetes de yerba y todo tipo de envoltorio, los que alcanzaron un total de 7,93kg. Esta separación se realizó con el objetivo de evaluar su generación y alternativas de valorización, ya que los mismos no son recuperados por la cooperativa que retira los residuos reciclables de UNGS.

De acuerdo a estos resultados y en busca de mejorar la calidad de los residuos depositados en el cesto verde para reciclables, estamos evaluando la incorporación de una nueva corriente de separación: YERBA, saquitos de té, restos de café y frutas. Éstos serían compostados en la huerta de nuestra universidad y se evitaría su envío a disposición final.

Esperamos contar con la colaboración de todos en esta nueva iniciativa.