Institucional

Autoevaluación

Institucional

Autoevaluación

Autoevaluación

Dimensión formación

Esta dimensión concentra la mirada en la función de formación como su eje principal de análisis, considerando la oferta de pregrado, grado, posgrado y la formación continua.

Una primera aproximación a la evaluación de la formación plantea la necesidad de recuperar los principios y compromisos que la Universidad asume desde su marco estatutario en relación con esta función principal.

Artículo 86º. La función de formación de la Universidad se desarrolla según los siguientes principios:

a. La realización de estudios superiores constituye un derecho humano universal y es responsabilidad de la Universidad generar condiciones para el ejercicio de ese derecho;

b. La oferta formativa para acceder a titulaciones de la Universidad se organiza en carreras de pregrado, grado y posgrado, que tendrán como responsable académico a uno o más Institutos de la Universidad;

c. Las carreras de grado se organizan de acuerdo con problemas complejos que emerjan de la sociedad y los campos de conocimiento. En su diseño y dictado deberán participar –siempre que sea posible- dos o más Institutos, lo cual garantizará una perspectiva integral de conjunto sobre el trayecto formativo;

d. El/la estudiante es el centro de la actividad de formación. La Universidad busca promover el compromiso social de los/as estudiantes y de los/as graduados/as;

e. La preocupación pedagógica para el logro de una buena enseñanza y el aporte de medios institucionales, en especial tutorías, becas y soportes educativos que garanticen igualdad de condiciones y no solo el reconocimiento del mérito para el desarrollo real de cada proyecto de estudio, constituyen rasgos que deben ser preservados y garantizados en todo el proceso de formación y de iniciación en la investigación;

f. La Universidad promueve, a través de su estructura organizativa y académica, prácticas pedagógicas innovadoras para todas sus ofertas de formación que permitan, en colaboración con las diferentes áreas de investigación, generar conocimientos y experiencias que impulsen la mejora del sistema educativo;

g. La oferta formativa de la Universidad deberá tener en cuenta las necesidades identificadas para el desarrollo social y cultural, la producción y el campo científico tecnológico, la existencia de ámbitos de desempeño profesional para los/as graduados/as.

Estos principios rectores serán el horizonte de sentido que enmarque los aspectos a considerar en tanto que la autoevaluación deberá interrogarse en relación con su cumplimiento.

Objetivos específicos para la función Formación

Subdimensiones de análisis para la función Formación

Suscripción al newsletter
Seguinos en