La Selección Argentina de fútbol femenino jugará el Mundial 2019

Luego de tanto esfuerzo futbolístico y extra futbolístico, “Las Pibas” se clasificaron a la próxima Copa del Mundo de Francia. Ayelen Pujol, periodista y jugadora, habló en FM La Uni y se refirió al contexto que rodeó a este equipo, el rol que tuvo la AFA y sobre su designación como jurada para el próximo balón de oro.

Luego de 12 años de ausencia, la Argentina se clasificó al próximo Mundial de fútbol. El equipo de Carlos Borrello empató en el partido de vuelta frente a Panamá por 1 a 1 de visitante y con el resultado obtenido en la ida (4 a 0 en Sarandí) logró un pasaje histórico hacia Francia 2019. No fue fácil el camino de este equipo porque tuvieron que atravesar el abandono presupuestario de la Asociación del Fútbol Argentino. Sobre esto se refirió Ayelen Pujol, periodista y jugadora de fútbol de La Norita Fútbol Club, en dialogo con deDiez, el deportivo de la radio: “La Selección viene remándola con el destrato de la AFA”. Sobre las protestas que realizó el equipo, Pujol lo vinculó con el movimiento de mujeres que se está afianzando cada vez más en el país.

Sobre cómo debería trabajar la AFA con el fútbol femenino, Pujol apuntó a realizar un “proyecto a largo plazo” y a profesionalizar el fútbol femenino: “Para eso es necesario tener inferiores, pensar que las jugadoras cobren y puedan dedicarse full time a eso”.

Entre el fútbol femenino y el de varones hay una gran diferencia en cuanto a las posibilidades. Es por eso que la jugadora de La Norita FC señalizó que esta problemática se debe a los procedimientos de formación: “Todavía se escuchan comentarios que nosotras tenemos un juego más lento o que somos más imprecisas y es porque son jugadoras que no pudieron desarrollarse desde chicas y eso te pone en desventaja”.

Ayelen Pujol, en su rol de periodista, fue designada como jurada para la elección de la futbolista que será acreedora del Balón de Oro Femenino que, por primera vez, entregará la revista francesa France Football. Sobre este nombramiento, apostó que en el futuro “les toque a otras mujeres” ser parte de este premio. Pero a pesar de esta responsabilidad, criticó el modo en el que se manejan estos organismos con el fútbol femenino: “La revista France Football entrega el balón de oro a varones desde hace décadas, este año es la primera vez que se lo va a entregar a futbolistas mujeres y es muy loco porque que el fútbol de mujeres ya tiene años de historia”.

Finalmente se reconstruyó el monumento a la Memoria, Verdad y Justicia de San Miguel

El 26 de octubre, organismos de DDHH de la Zona Norte denunciaron un acto de vandalismo que generó múltiples repudios. El monumento en  Memoria, Verdad y Justicia en San Miguel había sido destruido. Sin tener muchas pruebas al respecto, el hecho comenzó a ser viralizado y bajo distintas instancias se le solicitó al gobierno local que investigara lo sucedido.

El ex concejal Carlos Puricelli, mediante una carta dirigida a los representantes actuales del Concejo Deliberante solicito que se trate el tema en el recinto.  El concejal que había inaugurado ese monumento en 2007,  repudió lo sucedido y logró poner el tema dentro de la sesión prevista para ayer mediante el expediente 600.790/2018.

La sesión aprobó en primera instancia dos declaraciones. Una iniciada por el bloque del FPV que retomaba el expediente presentado, “dónde solicitamos el esclarecimiento de lo ocurrido y la reconstrucción”, mencionó Puricelli. Y en una segunda instancia, los organismos de DDHH solicitaron que los concejales expresen su repudio ante lo ocurrido.

Durante la sesión del miércoles 15 de noviembre, por unanimidad en la cámara local ambos tratamientos fueron expedidos. Desde la Dirección de Derechos Humanos de San Miguel se informó al día siguiente se reconstruiría el monumento. “Esto marca una madurez política”, afirmó el ex concejal y agregó que más allá de lo que se puede estar viviendo a nivel nacional “este es un paso importante de compromiso para nuestro distrito”.

Esta mañana, FM La Uni presenció en directo la reconstrucción de la simbólica placa. Allí dialogamos con Ramón Galeano, Director de DDHH de la Municipalidad de San Miguel quién remarcó la rápida respuesta de la sociedad civil ante el hecho. “Acá no tenemos cámaras que den directo a la plaza”, informó sobre la investigación que se intenta dar desde los organismos. “Esto está dentro de un clima de época que se está prestando en estos tiempo” afirmó el funcionario de San Miguel y alertó que “esto puede avanzar en el deterioro de las instituciones democráticas”.

El monumento que lleva la frase  “En memoria de los militantes del campo nacional y popular detenidos-desaparecidos en la región por el accionar de la dictadura militar de 1976-1983”, fue parte de una iniciativa que el propio HCD local tuvo en el 2006. En otro contexto político, y al cumplirse 30 años del golpe cívico y militar del 76, se había aprobado por unanimidad construir esa escultura en la plaza central de la localidad de San Miguel.

Potenciar las prácticas de articulación

Fortalecer y jerarquizar la función de la vinculación tecnológica y social, en el sentido de generar acciones que impliquen una modificación real y un mejoramiento de las condiciones de vida en el territorio, es para la Universidad Nacional de General Sarmiento un desafío fundamental, que se despliega con especial fuerza los últimos años. Distintas propuestas, como los cambios introducidos en el Estatuto recientemente aprobado y puesto a funcionar y la nueva denominación del Centro de Servicios y Acciones con la Comunidad como Secretaría de Desarrollo Tecnológico y Social, permiten pensar al desarrollo desde una concepción integral y le dan un nuevo impulso a este desafío que tiene la UNGS desde sus inicios.

Con estos objetivos, desde la flamante Secretaría, con el acompañamiento del Plan de Mejoramiento de la Función I+D+i, se vienen articulando proyectos para el relevamiento de las demandas del sector socio-productivo de la zona de influencia de la UNGS y al mismo tiempo relevamientos internos en torno a las temáticas de investigación en la Universidad y a su potencial de vinculación. Como asegura la directora de Vínculos con la Comunidad Valeria Costanzo, “el objetivo es hacer dialogar ambas dimensiones para brindar soluciones tecnológicas a las empresas y organizaciones socioproductivas de la zona”.

Una acción concreta en materia de relevamiento de campo es el censo industrial de Malvinas Argentinas que llevan adelante equipos de investigación del área de Economía Política del Instituto de Industria (IdeI) de la Universidad, en cooperación con el Municipio. “El relevamiento permitirá contar con información actualizada respecto de la realidad productiva del partido, que servirá de insumo clave para el diseño de política industrial en el nivel local”, explica la investigadora docente Diana Suárez.

“Además –continúa Suárez–, el trabajo nutrirá las investigaciones sobre empleo, producción, trabajo y desarrollo tecnológico que se llevan adelante desde las diversas áreas de investigación del IdeI, que además de esas temáticas se enfocan en el estudio de cuestiones como calidad, innovación y formación de capacidades, tanto desde el campo de la economía como desde las ingenierías y la informática”.

En este proyecto, se trabaja en colaboración con el Municipio, a través de encuentros formales e informales. Para estrechar lazos, funcionarios e investigadorxs docentes de la UNGS participaron del evento organizado por Malvinas Argentinas en el marco del Día de la Industria Nacional realizado en septiembre en Tortuguitas. En el encuentro, se acordó la realización de reuniones de trabajo entre integrantes del IdeI, la Secretaría y actores del sector público, el entorno productivo y las asociaciones empresarias.

Más allá de este proyecto, distintos equipos de investigación de la Universidad trabajan para brindar soluciones tecnológicas a través de servicios a terceros, al sector público y a organizaciones de la comunidad. El aporte en concreto varía según el área de investigación y los intereses del equipo. Así, por ejemplo, pueden darse soluciones para tratar residuos urbanos, enfrentar la contaminación fluvial, optimizar la logística de empresas de rubros muy diversos, formar funcionarios de los distintos niveles de gobierno, brindar asistencia a distintos organismos públicos, etcétera. En cuanto a los municipios, se trabaja principalmente con los partidos de Malvinas Argentinas, San Miguel y José C Paz, extendiéndose a Moreno, Zárate, Pilar, Tigre y Hurlingham, así como a otras zonas del conurbano bonaerense.

El Centro de Servicios fue así pasando de funciones más administrativas a acciones concientes de promoción, articulación y seguimiento de las acciones con la comunidad, la vinculación y transferencia. Constanzo explica que, en esta línea, el área viene ampliando su incidencia como un actor activo. Los cambios permiten vislumbrar “un avance en la conceptualización que toda la universidad viene haciendo desde su fundación, respecto de las prácticas de articulación con la comunidad”, sostiene la directora y agrega que la “nueva denominación da un paso más al incorporar un sentido a las acciones de vinculación: no se trata de cualquier acción, sino de aquellas que promuevan el desarrollo, tecnológico y social”.

* La nota fue publicada en la edición de noviembre de 2018 de la revista Noticias UNGS.

La UNGS abrió la Inscripción a varios de sus posgrados

La UNGS abrió la inscripción a numerosos posgrados para su edición 2019. Entre ellos, el Doctorado en Ciencia y Tecnología, del Instituto de Ciencias (ICI), cuyo objetivo principal es abordar problemas científicos o tecnológicos con herramientas de la matemática, la informática o las ciencias naturales.

Por otro lado, el Instituto del Conurbano (ICO) mantiene abierta su inscripción para el Programa de Posgrado en Estudios Urbanos, que permite cursar la Maestría y el Doctorado, hasta el 15 de marzo de 2019.

El ICO también inscribe a la Maestría en Economía Social, cuyo plazo se extenderá hasta el 28 de febrero de 2019, los cupos son limitados.

El Instituto de Industria abrió la inscripción, bajo la modalidad permanente, a la Maestría en Estudios Organizacionales (MAEO), que combina una perspectiva teórico-metodológica y una orientación práctica que posibilita el análisis, diagnóstico e intervención sobre situaciones organizacionales.

El Instituto del Desarrollo Humano mantiene vigente las inscripciones a sus posgrados.

Entre ellos la Maestría en Interculturalidad y Comunicación, y las especializaciones en Política y Gestión de la Escuela Secundaria, Filosofía Política y Prácticas Sociales de Lectura y Escritura, hasta el 14 de diciembre.

Saberes que hacen justicia. Entrevista a Silvio Feldman

El 28 de diciembre de 2017, después de varias suspensiones y demoras, se iniciaba en el Tribunal Oral Federal N°1 de San Martín el juicio a directivos de la empresa Ford Argentina por los crímenes de lesa humanidad cometidos, a pocos días del último golpe cívico militar, contra 24 trabajadores y delegados gremiales de esa fábrica, a los que el Ejército secuestró en sus puestos de trabajo, detuvo y desapareció. Hace pocas semanas, el sociólogo Silvio Feldman, reconocido especialista en estudios del trabajo y rector de la UNGS entre 2002 y 2010, fue citado a declarar en esa causa para ampliar y ratificar los aportes que había realizado más de diez años atrás. Feldman conversó con Noticias UNGS sobre esa experiencia, sobre el papel de la investigación académica en procesos judiciales y sobre el histórico compromiso de la UNGS con la reivindicación y la defensa de los derechos humanos.

–¿En qué consistió el análisis que realizó en el juicio a los directivos de Ford Argentina?

–En el año 2006 me llamó el abogado querellante Tomás Ojea Quintana para consultarme si estaba dispuesto a ser convocado como perito en el juicio por el secuestro y las torturas, en 1976, de los trabajadores de la empresa Ford, que luego fueron puestos a disposición del Poder Ejecutivo. Se estaban proponiendo tres peritajes: uno sobre los procesos económicos, para el que estaba propuesto Eduardo Basualdo, otro sobre la dinámica vinculada a los derechos humanos, para el que citaban a Horacio Verbitsky, y un tercero sobre el aspecto contextual, que comprendía temas vinculados con el sistema de relaciones de trabajo, los sindicatos, los conflictos laborales, las negociaciones colectivas, y para el que, por mi trayectoria académica y mi conocimiento del campo, pensaron que era pertinente y valioso que yo compareciera. El tribunal me convoca y me envía un cuestionario, que yo respondo.

–Usted era rector de la UNGS: ¿Qué evaluación hizo para aceptar este compromiso?

–Sí, en principio dudé si aceptar o no… Era rector desde 2002. Estaba concentrado en las actividades del rectorado y por lo tanto no aceptaba otros compromisos que requiriesen tiempo de investigación. Pero en este caso consideré que siendo este juicio parte del proceso de recuperación de la memoria, la verdad y la justicia, y tratándose de una situación de persecución y detención en el ámbito laboral, era muy importante, significativo y socialmente relevante para aceptar. Hacer el informe me llevó varios meses. Eso fue en 2006. Desde entonces solo tuve información a través los diarios sobre la marcha de ese proceso y sobre las políticas públicas que promovieron otros procesos judiciales por delitos de lesa humanidad. En particular se percibía el creciente énfasis en el carácter cívico militar del golpe del 76, cuyos protagonistas no habían sido solo militares sino también civiles, y en ese marco una de las causas mencionadas era la del secuestro y desaparición de los trabajadores de Ford.

–¿En qué consistió su análisis?

–Tenía que ver con cuestiones relacionadas a la dinámica de la conflictividad laboral, las relaciones de trabajo, la organización sindical, los conflictos intersindicales. Hice una sistematización especial dado que se trataba de preguntas específicas en relación con los aspectos que el fiscal de la casusa había juzgado que era importante presentar como información de contexto. Lo que venía investigando hacía muchos años eran temas vinculados al mundo del trabajo en sus distintos aspectos: la organización del trabajo, las relaciones colectivas, la organización sindical, las negociaciones colectivas. Había escrito artículos sobre la sindicalización, la negociación colectiva en el sector de las automotrices y la evolución del conflicto en estas negociaciones. Conjeturo que mi trayectoria, mis investigaciones y mis conocimientos del tema les hicieron creer que era la persona indicada para hacer ese informe. La base eran documentos públicos y análisis sistemáticos sobre el período. De carácter general, sobre los procesos históricos, y de carácter particular, sobre la acción sindical, las políticas públicas, las persecuciones, los conflictos.

–¿Tuvo oportunidad de conversar con alguno de los trabajadores detenidos?

–Una de las cosas que hice para elaborar el informe fue entrevistarme con uno de los trabajadores secuestrados, porque necesitaba un contacto directo para poder acercarme a la situación. Nos reunimos en un bar, en Capital. Pude sentir el impacto del terror que lograron sobre los detenidos: hasta tal punto quedaron afectado por sus vivencias que le costaba mucho brindarme información. La esposa colaboró en el intercambio y el diálogo. En ese encuentro tuve toda la percepción de lo que puede hacer el terror en una persona. Incluso 30 años después, se evidenciaba el efecto de ese miedo que buscaban provocarles, tanto a los secuestrados como al resto de los trabajadores, paseándolos por la planta, apuntándolos…. Por eso es importante y desafiante investigar esos temas, y no es fácil, porque el testimonio es complicado, porque es doloroso y muy difícil para quienes fueron víctima.

–¿Qué es lo que más le impacto de su participación en el juicio?

–Enfrentar situaciones donde se habla de secuestros, desaparición de personas, torturas, siempre es algo que a uno lo afecta. Cuando lo tenés que volver a abordar te moviliza mucho. Durante el juicio me conmocionó recibir el reconocimiento de los trabajadores secuestrados y familiares presentes por mi testimonio. Una de las cosas que me motivó fue poder contribuir a que un juicio como este pudiera avanzar. El acompañamiento de los trabajadores actuales de la Ford en este proceso de enjuiciamiento no es lo masivo que uno desearía, por la distancia histórica de las nuevas generaciones, pero también porque hoy vivimos nuevamente una época de ausencia de libertades, que en un ámbito como la Ford puede traducirse en despidos o suspensiones.

“En ese encuentro tuve toda la percepción de lo que puede hacer el terror en una persona. Incluso 30 años después, se evidenciaba el efecto de ese miedo que buscaban provocarles, tanto a los secuestrados como al resto de los trabajadores, paseándolos por la planta, apuntándolos.”

–¿Qué aporte puede hacer la investigación académica en procesos judiciales como este?

–Los juicios de este tipo son tan importantes como complejos. Afortunadamente, en la última década se generó mucha investigación sobre el terrorismo de Estado en Argentina: sucesos, actores, contextos, complicidades. Pero durante mucho tiempo los estudios en base a material empírico sobre delitos de lesa humanidad, por sus propias características y complejidad, no abundaban, porque si bien gran parte del accionar de ese período fue público, existía muy poca documentación. Poder conocer, a través del modo en que se realizan estudios en el campo de la sociología (entrevistas a trabajadores y a empresarios, visitas a empresas e instituciones, consulta de la bibliografía y las fuentes sobre ese tema) presentaba fuertes dificultades. Parte del problema era el carácter secreto, clandestino, de ocultamiento, que a su vez buscaba aterrorizar con la política de desapariciones y torturas. Esto hizo que la investigación fuese muy complicada. Se sumaba además la destrucción de los archivos de la dictadura, que fue una política explícita antes de que asumiera el gobierno constitucional. Una dificultad que se sumaba era que los que fueron protagonistas de la dictadura se ocultaban, y las víctimas estaban muy afectadas por lo traumático de reconstruir situaciones vividas, identificar a captores, torturadores. Por todo esto investigar sobre el tema era complicado. Además, durante muchos años, distintos sectores impulsaban el no análisis, el no juzgamiento, el no avance en las indagaciones, a pesar de ser un tema socialmente relevante. Pero siempre hubo quienes entendíamos que estos procesos de búsqueda de verdad y justicia debían hacerse. Fue un tema en la agenda pública como parte de las luchas de las sociales vividas en el regreso de la democracia.

–Desde entonces se avanzó mucho en la investigación sobre estos asuntos…

–Sin duda, y esto tanto por la propia dinámica de los procesos sociales y académicos como por los cambios que hubo en políticas de Estado que promovieron el acceso a los archivos y al conocimiento, incluso en instituciones oficiales. La propia dinámica de los juicios, la formación de áreas que trabajaron sobre los archivos y la información en temas de DD.HH. de ministerios, del Banco Central, el archivo de la Memoria en la provincia de Buenos Aires… También en la academia se generaron estudios, tesis de grado y de posgrado… En nuestra Universidad, en el posgrado que dirijo, Marina Lascano Warnes escribió una tesis sobre el caso Ford (“Cambios y continuidades en la historia de los trabajadores industriales argentinos: 1973-1983: una aproximación a través del caso de Ford Motor Argentina S. A.”) dirigida por la reconocida historiadora Victoria Basualdo. La producción académica sobre las relaciones de trabajo, los conflictos, la acción sindical, se incrementó notablemente, y esto está muy ligado al proceso político y social vivido entre 2003 y 2015, a la acción de los organismos de derechos humanos, a los juicios por delitos de lesa humanidad. Quienes habían sido afectados o habían sufrido de diversos modos el terrorismo de estado pudieron volcarlo de distintos modos, lo que generó una documentación de la que antes no se disponía. Por supuesto que hubo estudiosos que fueron pioneros en investigar estos temas, pero desde 2005/2006 se generó una producción muy voluminosa, acompañada por una clara política de estado, que permitió que los testigos se sintieran más tranquilos y en una situación menos amenazante para hablar. En fin: el sector académico puede contribuir en muy diversos campos. Es importante que las instituciones y organizaciones lo estimulen y promuevan la construcción de una agenda académica vinculada con los desafíos de la agenda pública de la sociedad.

–La UNGS ha sido una universidad comprometida con estos temas desde su fundación…

–La UNGS incorporó la promoción y la defensa de los derechos humanos como un tema central ya desde su Estatuto. En su momento se decidió crear una comisión de DD.HH. muy importante, integrada por personas prestigiosas que formaban y forman parte de distintos organismos y provienen de distintos campos, como Eugenio Zaffaroni, Nora Cortiñas y Adolfo Pérez Esquivel. Recuerdo que cuando fui miembro del Consejo Superior, y después rector, generamos una comisión coordinadora encargada de articular las contribuciones que hacía esa comisión con la vida interna de los distintos institutos y sectores de la Universidad. Y también recuerdo que en 2006, al conmemorarse el 30º aniversario del golpe de estado, el Consejo Superior resolvió designar el aula por entonces mayor de la Universidad con el nombre de Susana Pertierra, una educadora de la región muy comprometida con la lucha sindical, que había sido secuestrada y desaparecida. El homenaje no fue solo a la docente sino a todos los que fueron afectados por el terrorismo de Estado vivido durante la dictadura. También se potenció la difusión de actividades e iniciativas de la UNGS vinculadas con los DD.HH. y se incorporó lo que se generaba en ese sentido al patrimonio de la Biblioteca de la Universidad.

–Por otro lado, la Universidad está ubicada en una región particularmente sensible…

–Sí, claro, y había situaciones que nos interpelaban muy directamente. Bueno: de hecho, el secuestro de la comisión interna de la Ford se tramita en los tribunales de San Martín, porque esos trabajadores estuvieron secuestrados en Campo de Mayo, en las comisarías de Tigre, que tienen que ver con espacios dentro del ex partido de General Sarmiento, hoy de Malvinas Argentinas, donde la UNGS tiene sede. Nosotros hemos estado siempre muy abiertos y atentos a la posibilidad de ser requeridos y de colaborar en relación con iniciativas, debates que se plantearan…. que en ese caso eran controversiales. No sólo eran temas delicados… en este momento existe en la sociedad argentina una posición ampliamente compartida de repudio y necesidad de juzgamiento del terrorismo de Estado y de los delitos de lesa humanidad, pero los procesos sociales en los que ese consenso se fue construyendo fueron muy largos y complejos. Había sectores que se oponían a avanzar en esa dirección… Es importante entender que sobre estos temas hay perspectivas, miradas, posiciones, que son diferentes, incluso confrontadas. Eso es parte de la vida social. Ahora: frente a estas situaciones, la Universidad siempre se ha posicionado con expresiones de compromiso muy fuertes, siempre estuvo dispuesta a constituir equipos en condiciones de contribuir con los debates públicos en los campos de conocimiento que poseemos. Esto ha sido para nosotros, siempre, un desafío, por la importancia que tiene para la sociedad argentina.

Brenda Liener

* La nota fue publicada en la edición de noviembre de 2018 de la revista Noticias UNGS.

El testimonio

 

Es impresionante cómo chocan los discursos y los regímenes de verdad”, ensaya una historiadora entre el público. Acaba de escuchar el testimonio del sociólogo Silvio Feldman, que se fue ovacionado después de librar una densa batalla contra los abogados defensores. “¿Usted infiere o conoce?”, “¿a qué le llama documentos?”, pregunta el abogado defensor Pablo Antonio Moret, que busca talar con una sierra de plástico un quebracho de cien años. La trayectoria de Feldman es extensísima. Fue rector de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), consultor de organismos nacionales e internacionales, presidente de asociaciones regionales y nacionales de sociología del trabajo y funcionario de Trabajo durante el alfonsinismo. Desde 2011 dirige el doctorado y maestría en Ciencias Sociales del Instituto de Desarrollo Económico y Social (IDES) y la UNGS.

Aclara y explicita sus fuentes, los límites de su investigación. Gajes del oficio. Hace doce años redactó un informe a pedido del tribunal. Ahora explica. Va y viene en el tiempo. Se remonta a la dictadura de 1966 y llega a los efectos en la organización y composición de la fuerza de trabajo en la actualidad.

El experto habla del modelo sindical argentino. Todo comenzó hace 70 años, podría decir, parafraseando a Marcos Peña Braun. Habla luego de la relación estratégica entre las Fuerzas Armadas y un sector del empresariado:

–El gobierno militar realizó una ofensiva drástica para debilitar estructuralmente la capacidad de presión de los trabajadores y los sindicatos.

Habla de los intereses compartidos y de las diferencias entre los actores de la alianza. En 1977, los empresarios “quisieron eliminar lisa y llanamente” la Ley de Contrato de Trabajo y toda estructura sindical, pero no pudieron. Feldman se refiere a “la cruenta represión a los cuadros sindicales”, al control policial en las fábricas, al disciplinamiento laboral y a la disminución drástica del ausentismo.

Asegura que determinadas empresas colaboraron en la política represiva, específicamente Ford. Cuando explica que la diferencia con Mercedes Benz es que en Ford la comisión interna no estaba enfrentada a la conducción nacional del SMATA, la defensa hace sonar el zafarrancho de combate. Sienten el impacto en una línea argumental central. Atacan. Preguntan fechas y números, minucias.

–¿A usted le consta esa colaboración que supuestamente prestó Ford?–, pregunta Ayuso.

Enfatiza en supuestamente.

–Esos supuestos aportes de Ford, ¿a usted le parece que fueron voluntarios, que podrían haberse negado?

Feldman da un paso hacia atrás para expandir el círculo argumental, muestra grises y refuerza su línea: “Es que también había intereses ideológicos y valores además de los beneficios económicos. No todas las empresas han lesionado la vida de las personas”. (N.R.: presidente del directorio de Ford Argentina, Nicolás) Courard tenía una convicción. “Tengo la fuente”, fulminó.

La fuente es el audio de una entrevista en inglés realizada a Courard en 1979, donde este empresario habla de los atentados de los “terroristas”, de las dificultades para “controlar la producción” y donde dice: “Algo tuvo que hacerse (…). No fue la mejor manera de hacer las cosas (…) pero era la única manera de ordenar la situación, de asegurar la tranquilidad (…) estuvo completamente justificado (…) las Fuerzas Armadas hicieron un excelente trabajo para devolver la tranquilidad a la Argentina”… explicaba Courard en tiempos de la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Fragmento de la nota “Los convencidos. Los directivos de Ford y su cruzada: orden y producción”, de Alejandro Jasinski, publicada en www.elcohetealaluna.com/los-convencidos/.

 

Precios en San Miguel: en octubre el aumento fue del 6%

La evolución general del índice de precios de la canasta de productos relevados en el Municipio de San Miguel en el mes de octubre fue del 6%. Este resultado es la continuidad del repunte inflacionario observado desde enero 2018. Este aumento refleja nuevamente una aceleración en relación a septiembre, como lo fue en los meses de mayo (7,5%) y junio (8.07%) respectivamente.

La canasta básica alimentaria, por su parte, resultó en el mes de octubre $9.218.09 mientras que la canasta total $22.202,95. Estos valores representan un incremento de 5.92% en ambos casos respeto del mes anterior.

Estos datos surgen del último informe de índices de precios, que se construye a partir del relevamiento realizado mensualmente por la UNGS, a través del Programa de Investigación Interinstituto de Empleo, Trabajo y Producción (PIETP), el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Informe completo: Octubre 2018 | 16º Informe de precios

3º Encuentro Nacional por la Niñez

El 9 y 10 de noviembre, tras dos históricas jornadas de debate en paneles y talleres, con aportes de niños, niñas y adolescentes, organizaciones, sindicatos, investigadores e investigadoras, docentes, funcionarios, profesionales y militantes de las más diversas experiencias, concluyó en Viedma el Tercer Encuentro Nacional por la Niñez, organizado por el Foro por los Derechos de la Niñez, la Fundación Che Pibe, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma. Dialogamos con; María José Cano, Presidenta del Colegio de Trabajadores Sociales de la Provincia de Bs.As y Héctor Quiroga, Secretario General de CTA Autónoma de Malvinas Argentinas y Secretario  Adjunto de ATE Malvinas sobre el encuentro y las repercusiones.

 

Walter Abarca: “La provincia de Bs As está tocando fondo”

Ayer se realizó el primer encuentro público por el Presupuesto 2019 para la provincia de Buenos Aires. Con la visita del Ministro de Economía Hernán Lacunza legisladores  del oficialismo y  la oposición presentaron su postura y dudas al respecto.

En medio de la aprobación final por parte del Senado para el Presupuesto Nacional, FM La Uni dialogó con el diputado provincial por el bloque FPV y Unidad Ciudadana Walter Abarca quien hizo alusión a la idea de “catástrofe” en lo que refiere a lo que terminará por aprobar las cámaras nacionales.  “Vidal y los diputados por la provincia de Buenos Aires no nos defendieron” afirmó y dijo “hoy se vota ese presupuesto que nos pone en una situación crítica”.

 

Del presupuesto que envió la gobernadora Vidal y que comenzó a tratarse este martes, se contemplan 929.000 millones de pesos en gastos, un pedido de endeudamiento de 68.000 millones de pesos y de emisión de letras por parte del Tesoro del orden de los 8.000 millones de pesos. Al respecto de esta y otras cifras, Abarca afirmó que “el ítems que más sube es el de deuda al igual que en la Nación”.

 

Sobre ese punto, Abarca contó que hay un desfasaje ya que si bien en el presupuesto figura que será de 68 mil millones de pesos, “en la letra chica se asumen 102 mil millones de pesos”. Desde los bloques del Frente Renovador y el PJ se realizaron las consultas al ministro  y un pedido de revisión sobre la planilla 10 que es la que internamente plantea otro. “Lacunza dijo desconocer la existencia de esa planilla”, comentó el diputado.

 

Mientras Lacunza prometió que la situación económica mejorará en el verano, en los municipios y el interior de la provincia se enfrentan una dura crisis. “El primer mostrador de la provincia son los gobierno locales”, recordó Abarca e informó que en este presupuesto se plantea el traslado de la tarifa social y transporte a las cajas municipales.

Convenio entre el PAMI y los laboratorios

El lunes pasado, el presidente Mauricio Macri anunció un nuevo convenio del PAMI con los laboratorios. En el medio quedaron las farmacias, que permanecen en alerta con dos peligros: que el financiamiento del PAMI se atrase, aún más que en la actualidad, y que sea en beneficio de grandes cadenas que pueden solventar demoras.

María Isabel Reynoso, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, se refirió a este tema y además opinó sobre la primera, de las dos audiencias establecidas, en la Corte Suprema de Justicia por la autorización de ingreso al territorio bonaerense  de la cadena Farmacity.

 

El represor Miguel Etchecolatz continuará cumpliendo su condena en la cárcel

El miércoles pasado, el Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata hizo lugar a un pedido de prisión domiciliaria de Miguel Etchecolatz, en la causa en la que está imputado por los delitos cometidos en el centro clandestino de detención conocido como “El Infierno”. La resolución fue firmada por mayoría por los jueces Germán Castelli y Alejandro Esmoris y el juez Pablo Vega, que votó en disidencia.

En la resolución, los magistrados consideran que el encierro que está sufriendo el represor es humillante, degradante, mortificante e indigno debido a la avanzada edad y estado de salud. Además hacen referencia a que en el hospital penitenciario Central, donde se encuentra detenido, no le brindan toda las garantías para sostener su salud. 

En tanto, la prisión domiciliaria de Etchecolatz no se hará efectiva debido a que está procesado y condenado en otras causas por delitos de lesa humanidad que todavía continúan en trámite. En Te Digo y Te Repito, analizamos este tema con, Sandra Raggio, Directora General de la Comisión Provincial por la Memoria.

 

Suscripción al newsletter
Seguinos en