Biblioteca

Novedades UByD

Biblioteca

Novedades UByD

Novedades UByD

Viernes 20 de noviembre de 2020

Acceso abierto a un bien común

Recientemente el Consejo Superior de la UNGS aprobó la creación del Repositorio Institucional Digital de Acceso Abierto de la Universidad y su adhesión al Sistema Nacional de Repositorios Digitales. Se trata de un instrumento fundamental para favorecer el acceso a la información, garantizar la democratización del conocimiento y dar una mayor visibilidad a las producciones de la Universidad.

Reunir, registrar, difundir y preservar son los cuatro pilares del Repositorio Institucional Digital de Acceso Abierto de la UNGS (RIDAA-UNGS), que reunirá, en formato digital, toda la producción científico-tecnológica, académica, artística y cultural generada por los integrantes de la comunidad universitaria. El Repositorio es una “herramienta central para el acceso a la información”, para “garantizar la democratización del conocimiento” y para dar a las producciones de la Universidad una “mayor visibilidad, aumentar su uso e impacto y asegurar su acceso y preservación a largo plazo”, según se resume en los lineamientos políticos que guiarán la gestión del Repositorio.

Aprobado a mediados de octubre por el Consejo Superior, el RIDAA-UNGS fue creado en el marco de la ley 26.899 de Repositorios Digitales y adherido al Sistema Nacional de Repositorios Digitales (SNRD), que hoy cosecha la información de 44 repositorios y cuenta con cerca de 310 mil publicaciones. “Dado que el RIDAA-UNGS cumple con los criterios de interoperabilidad, podrá ser cosechado y recuperado por otros grandes sistemas de búsqueda y recuperación de información académica, científica y tecnológica. Esto le otorga visibilidad a la producción institucional sosteniendo un postulado defendido desde los inicios de la UNGS en relación con garantizar el acceso al conocimiento, entendiendo a éste como un bien común”, explica Paola Miceli, secretaria de Investigación de la UNGS.

Si bien su aprobación fue reciente, la historia del RIDAA comenzó hace más de 15 años, con la creación de la Colección Institucional Digital en Acceso Abierto de la UByD, que hoy alberga más de 600 objetos digitales, entre tesis de posgrados, conferencias y libros editados por la UNGS. “Desde 2004 y de manera vanguardista esta colección postulaba el depósito de la producción científica y académica de la comunidad de la UNGS. Desde ese entonces, la Biblioteca recibe en forma voluntaria la producción de su comunidad junto con el acuerdo del autor de ofrecer acceso al contenido completo de la obra, o bien, a un fragmento de esta”, cuenta María Eugenia Leiva, directora de la Unidad de Biblioteca y Documentación (UByD) de la Universidad, que además comenta que este modelo se corresponde con las primeras iniciativas de Acceso Abierto que surgieron a nivel internacional en octubre de 2003 con la Declaración de Berlín sobre Open Access.

La creación del Repositorio se sustenta además en otras acciones y líneas de trabajo que ha llevado adelante la UNGS, entre ellas, la promoción de publicación de la producción institucional bajo la política de Acceso Abierto, lo que permite el intercambio científico y la divulgación de su producción intelectual, y las tareas de la Unidad de Biblioteca y Documentación de la UNGS relacionados con sus objetivos de conservación y difusión de la historia y el patrimonio institucional como contribución a la identidad de nuestra universidad y de su zona de influencia.

Actualmente, la Biblioteca, junto a la Dirección General de Sistemas y Tecnologías de las Información, trabaja en la puesta a punto del RIDAA-UNGS. El desarrollo está avanzado; hoy la UNGS cuenta con un modelo de repositorio que espera ser cosechado por el SNRD y se concentra en tres líneas de acción: completar la adhesión al Sistema Nacional de Repositorios Digitales, articular el sistema de carga de proyectos de investigación de la UNGS con el del Repositorio para evitar duplicar tareas para los y las investigadoras docentes de la UNGS y ajustar la logística de carga para las áreas de gestión de la Universidad, entre ellas la Dirección de Comunicación Institucional y Prensa, FM La Uni y UNITV.

Democratizar el conocimiento

El modelo de Acceso Abierto implica que cualquier usuario pueda, de manera gratuita, leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar o enlazar los textos completos de los artículos científicos, y usarlos con propósitos legítimos ligados a la investigación científica, a la educación o a la gestión de políticas públicas, sin otras barreras económicas, legales o técnicas que las que suponga Internet en sí misma.

En la Argentina la Ley de Repositorios Digitales de Acceso Abierto fue sancionada en 2013 y reglamentada en 2016. Esta ley nacional estableció que toda la producción científica y tecnológica financiada por fondos públicos sea depositada de manera obligatoria en repositorios digitales de acceso abierto. Leiva subraya que la ley fue el puntapié inicial para pensar la democratización en el acceso a la información científica, técnica y académica en las universidades nacionales y en los institutos de investigación y que además brindó el impulso para entender el rol de autores y autoras y también el de usuarios y usuarias de la información.

“En 2010 las bibliotecas universitarias trabajamos en el marco de un proyecto de investigación PICTO-CIN sobre repositorios digitales que permitió identificar las dificultades que enfrentamos, en ese momento, para acceder a información de calidad”, cuenta Leiva, que se encuentra al frente de la Biblioteca de la UNGS desde 2010.

Como resultado, vieron que en la mayoría de los casos las bibliotecas no podían acceder al conocimiento producido en sus propias universidades, entre otras variables, porque estaban obligadas a suscribirse a revistas especializadas para recuperar la producción institucional. Es decir, se pagaba para investigar y se volvía a pagar para acceder a la información producida. “Los resultados de ese proyecto se presentaron a las redes nacionales y se fue gestando un pedido sostenido para la creación de repositorios institucionales que garantizaran el acceso a la información producida en el país”, expresa Leiva, que asegura que hoy hay un trabajo colaborativo y abierto en relación con el acceso al conocimiento: “Las instituciones que entienden al conocimiento como un bien común buscan alternativas para garantizar su acceso de forma universal respetando siempre los derechos morales de los y las autoras. Cuando hablamos de acceso siempre consideramos importante destacar que aún nos queda mucho camino por recorrer, dado que hasta que los sistemas y las páginas web no sean completamente accesibles seguirá quedando un porcentaje de la población excluida”.

La creación del repositorio bajo los criterios establecidos por la ley nacional y su adhesión al Sistema Nacional de Repositorios es uno de los objetivos del Plan de Mejora de la función investigación, docencia e innovación (I+D+i) desplegado en el marco del Programa de Evaluación Institucional de la Universidad.

¿Cuál será el impacto específico para la investigación de la UNGS? “Mejorar la accesibilidad a la producción científica, tecnológica y artística de la UNGS a través del RIDAA puede redundar en una visualización nacional e internacional de las áreas de trabajo más potentes de la propia institución. Incluso promover articulación e intercambios a partir de esto”, sostiene Miceli. La secretaria de Investigación afirma además que el repositorio “resulta un insumo fundamental para la construcción de indicadores, sobre todo en lo que concierne al registro de las publicaciones, que permiten tomar decisiones para fortalecer la investigación en la UNGS”. “En términos más generales –enfatiza Miceli– la creación del repositorio y su vinculación con el Sistema Nacional de Repositorios es un elemento clave para la democratización del conocimiento”.

Marcela Bello

* La nota fue publicada en la edición del 19 de noviembre de Noticias UNGS

Suscripción al newsletter
Seguinos en