Novedades

Novedades

Novedades

Miércoles 20 de mayo de 2020

Consejo Superior virtual: “No alcanza con añorar la normalidad”

El Consejo Superior de la UNGS llevó adelante su sesión ordinaria del mes de mayo de modo virtual. Durante la sesión se hizo un recorrido por el estado de situación, en especial de la actividad formativa. Se compartió información sobre proyectos desplegados y se expresaron preocupaciones sobre el funcionamiento de la Universidad en medio de la crisis sanitaria. Lxs estudiantes y la comunidad: sectores prioritarios para pensar estrategias de acompañamiento en la crisis sanitaria.

Utilizando por primera vez la modalidad virtual, se llevó a cabo la sesión ordinaria del Consejo Superior de la UNGS correspondiente al mes de mayo. El encuentro se desarrolló con la participación de la casi totalidad de los 52 integrantes del cuerpo y fue transmitido en vivo por redes sociales. Sobre la relevancia de esta sesión, la Secretaria Legal y Técnica de la Universidad Susana Lombardi expresó a Noticias UNGS: “La necesidad de dar continuidad a la labor del Consejo Superior se tradujo no solo en las decisiones que se tomaron sobre temas específicos, que eran todos fundamentales para el funcionamiento mismo de la Universidad en esta crisis, sino en la comprensión de la necesidad de sostener el espíritu de una institución democrática y cogobernada”.

Lombardi explicó que, en el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido por el gobierno nacional, la decisión de llevar a cabo la sesión del Consejo Superior se tomó sobre la base de una consideración muy atenta de dos aspectos: su legalidad y su viabilidad, que se consideraron en un marco político institucional que fue enriquecido por las consultas previas, los intercambios de ideas y las sugerencias recibidas de las y los integrantes del cuerpo.

Informe
De acuerdo a lo previsto por el reglamento de funcionamiento del Consejo Superior, el presidente del cuerpo, el vicerrector en ejercicio del rectorado Pablo Bonaldi, inició el encuentro compartiendo con los consejeros y las consejeras superiores un informe de gestión. El mismo estuvo centrado en la necesidad de repensar el rumbo y la naturaleza de las políticas y acciones que lleva adelante la UNGS en función de la gravedad alcanzada por la emergencia sanitaria. En ese sentido, Bonaldi invitó a los y las integrantes del órgano de gobierno de la Universidad a trabajar en la redefinición de las prioridades y los lineamientos de acción en dos planos esenciales, o en relación con dos actores principales: los y las estudiantes y la sociedad.

“Las y los estudiantes son el actor fundamental de la vida universitaria. Todo lo que hacemos los y las docentes, investigadores e investigadoras y nodocentes está destinado a ellos y a ellas. Tenemos la responsabilidad ineludible de garantizarles el derecho a la mejor educación superior. Lo hacemos habitualmente, y tenemos que poder hacerlo también en esta situación excepcional”, expresó Bonaldi.

En relación con este punto, el presidente del cuerpo planteó que la urgencia que se impuso en este primer semestre, con la exigencia para todos los equipos de incorporar repentinamente la modalidad de trabajo virtual, no dio grandes oportunidades a la planificación que habría sido deseable. Pero señaló que ahora, instalados en estas nuevas circunstancias, “no alcanza con que sigamos añorando la normalidad o con que esperemos el momento en que la vuelta a la presencialidad nos permita volver, con ella, a lo conocido. Sabemos que el escenario cambió. Debemos definir con inteligencia y esfuerzo nuevas estrategias formativas. Y esto incluye asignar recursos e idear alternativas a las clases virtuales, pensar otras estrategias formativas”.

Atendiendo al deterioro de las condiciones de vida de los y las estudiantes provocado por la crisis sanitaria, y previendo que el mismo pueda extenderse incluso cuando el aislamiento haya finalizado, Bonaldi destacó también la necesidad de que el CS considere en sus próximas reuniones proyectos que permitan incrementar servicios, recursos y soportes materiales sin los cuales, para una amplio conjunto del estudiantado de la Universidad, no habrá actividad formativa posible. En este punto enfatizó la urgencia que tiene que las autoridades del gobierno de la Provincia de Buenos Aires incluyan de una vez a los y las estudiantes de la UNGS entre los beneficiarios de la ya sancionada ley del boleto estudiantil en la provincia.

En relación con el acompañamiento a los y las estudiantes, el presidente del Consejo hizo énfasis en la necesidad de constituir a la UNGS como un lugar de referencia simbólica y de pertenencia para toda la comunidad estudiantil: “La pandemia no solo nos ha recluido en nuestros hogares, no solo va a generar un empobrecimiento de nuestra sociedad, sino que va a traer aparejada una fragilización de todos los soportes que necesitamos para la vida social. En ese sentido sabemos que nuestra Universidad constituye un lugar que da cobijo a nuestros y nuestras estudiantes, y por ello estamos fortaleciendo las estrategias para comunicarnos con ellos y ellas, para que sepan y sientan que estamos cerca. Videos, convocatorias, consejos, invitaciones, son algunos de los medios que hemos desplegado con la intención de fortalecer ese lazo”, indicó Bonaldi.

Acciones
En cuanto a la definición de acciones institucionales capaces de ayudar a la sociedad y sus organizaciones para hacer frente a la pandemia, Bonaldi hizo énfasis en la responsabilidad social y política de la universidad, cuyos recursos –enfatizó– son financiados por la sociedad en su conjunto. Indicó que ese compromiso de la UNGS se expresa en primer lugar en relación con las organizaciones e instituciones del territorio más cercano a su propio emplazamiento, y en segundo lugar con la sociedad en general. Y ejemplificó mencionando, en una rápida enumeración, solo tres de las muchas acciones que la UNGS viene desarrollando en este campo.

Así, indicó la importancia de que investigadores docentes del Instituto de Industria estén produciendo, a través de impresiones 3D, grandes cantidades de máscaras de protección facial, que, gracias a gestiones desplegadas por la Secretarías General y por la de Desarrollo Tecnológico y Territorial, se vienen poniendo a disposición del sistema de salud de Malvinas Argentinas y de San Miguel, así como de comedores comunitarios de la región.

En segundo lugar, señaló que, en el marco de la convocatoria de ideas proyecto acerca del Covid 19 impulsada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, la Agencia Nacional de Promoción de la Ciencia y la Tecnología y el Conicet, en la que se presentaron unas 900 propuestas, la presentación llevada adelante por los equipos de la UNGS fue una de las 67 seleccionadas. Se trata de un proyecto presentado por el Instituto del Conurbano sobre la prevención y el impacto del coronavirus en distintos distritos bonaerenses, en el que participan áreas del ICO y de otros institutos de la Universidad.

En tercer lugar, destacó que, a partir de un convenio suscripto entre el Ministerio de Educación de la Nación y el Consejo Interuniversitario Nacional, la UNGS puso a disposición más de cien títulos publicados por su sello editorial, para ser utilizados en tareas formativas en los distintos niveles del sistema educativo.

Todo esto –enfatizó Bonaldi– “es una muestra del universo de posibilidades que podemos desplegar en este contexto de pandemia. A partir de nuestro conocimiento, nuestros recursos y nuestra experiencia podemos intervenir en los debates públicos y también atender las demandas sociales. Confío en la posibilidad de traer a este cuerpo, en los próximos meses, proyectos que nos permitan responder a algunos de estos objetivos”, expresó.

El presidente del Consejo Superior informó a sus integrantes, además, sobre otra serie de puntos: la situación presupuestaria de la Universidad, más equilibrada a partir de la transferencia de algunas partidas adeudadas por el tesoro nacional, el desarrollo de algunas obras de infraestructura de gran importancia, tanto en el campus de Los Polvorines como en la sede de la calle Roca, en San Miguel, y la próxima firma de un convenio para financiar la continuación de la obra del módulo 10, de laboratorio y aulas, en el marco de un plan de obras para las universidades impulsado por le Gobierno nacional.

El informe del Presidente del Consejo también hizo referencia a la asignación de recursos necesarios para el pago, a través del Banco Nación, de más de 900 becas de estudio, y finalmente a la decisión de la Junta Electoral de suspender el proceso electoral previsto para este semestre, en el que debían elegirse consejeros superiores y de institutos por los claustros de estudiantes y graduades. El CS deberá tratar el tema, dado que la fecha de finalización de los mandatos de los consejeros y consejeras que deben ser reemplazados está prevista para el mes de agosto.

Debate
En las distintas intervenciones de los y las integrantes del cuerpo que tomaron la palabra se valoró el comprometido e intenso trabajo asumido por docentes y no docentes en el sostenimiento de la continuidad pedagógica y las respectivas tareas de gestión, así como la importancia de la planificación pedagógica e institucional que el propio cuerpo tendrá como tarea en sus próximas reuniones, y que demandará un especial trabajo a su Comisión de Asuntos Académicos.

El temario de la sesión estuvo limitado a un conjunto de temas que resultaban fundamentales para garantizar el propio funcionamiento del cuerpo en su nueva modalidad virtual y el de la Universidad en el contexto de la cuarentena. En primer lugar se trató y aprobó la propuesta para el funcionamiento excepcional del Consejo Superior en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el Poder Ejecutivo Nacional, que en mantiene vigente el reglamento del CS, solo se incorpora la modalidad virtual.

También se ratificó la decisión de dictar en el modo excepcional que las circunstancias han impuesto los Talleres Iniciales correspondientes al primer trimestre de este año 2020 y de suspender el inicio de los del segundo trimestre hasta la fecha en que la Universidad retome las clases presenciales. Se acordó asimismo permitir, de forma excepcional y mientras dure el aislamiento social, preventivo y obligatorio, la evaluación virtual de los y las estudiantes que se encuentren próximos a graduarse, así como las defensas de trabajos de tesis de Maestrías y Doctorados, asegurando condiciones de validez, seguridad y confiabilidad de los procesos y sus resultados.

Desafío superado
“Fue todo un desafío poder organizar la reunión virtual del Consejo Superior, tratando de lograr de manera remota lo que solemos hacer, presentes, en la Universidad”, escribió Estela Vázquez, directora general de Asistencia al Consejo Superior, en un sentido mensaje a la comunidad universitaria, valorando el trabajo realizado por los equipos y destacando la relevancia de sostener este espacio de construcción democrática.

Sobre la organización del encuentro, fue necesario tener en cuenta muchas cosas para ajustarlo al marco reglamentario existente. Se garantizó ampliamente el carácter público de la sesión, se envió con la debida antelación los materiales, se debió dar respuesta a las consultas de los y las integrantes del Consejo y sobre todo hubo que desarrollar una cantidad de mecanismos para garantizar el pleno derecho de todos los consejeros y las consejeras a expresarse, intervenir en los debates y votar de acuerdo a sus convicciones.

“No había, no hay, ninguna norma nacional ni interna que establezca la prohibición de llevar a cabo las reuniones plenarias del Consejo Superior en la modalidad virtual. De manera que trabajamos sobre la interpretación razonable del reglamento de funcionamiento vigente y se realizaron las adecuaciones técnicas a las necesidades imperantes”, explicó Susana Lombardi. Sobre al proyecto de resolución presentado en la sesión para habilitar el funcionamiento del cuerpo, la Secretaria detalló que el mismo cuenta con un dictamen favorable de la Dirección General de Asesoría Jurídica y que n hay ningún aspecto del reglamento que haya sido desatendido ni dejado de largo en el modo en que se organizó la nueva forma de funcionar del cuerpo.

Si bien parte de la asistencia y actividad del Consejo Superior se encuentra informatizada desde hace un tiempo, la tecnología necesaria para hacer posible el desarrollo de la sesión virtual resultó un gran desafío en diferentes aspectos. Las direcciones generales de Asistencia al Consejo Superior y de Sistemas y Tecnologías de la Información trabajaron intensamente para el desarrollo de la sesión. Se realizaron pruebas y ensayos tanto de las posibles plataformas a utilizarse como del sistema de votación de las mociones.

Asimismo, para garantizar la participación de la totalidad de los consejeros y las consejeras, se proveyó a quienes lo solicitaron las herramientas necesarias para acceder virtualmente a la sesión. Algunos de los actores que debían garantizar el funcionamiento de la sesión, en cambio, sí se dieron cita en la sede Campus de la UNGS. Allí estuvieron presentes el presidente del cuerpo, la Secretaria Legal y Técnica y la Directora General de Asistencia al CS, junto a todos los secretarios y todas las secretarias del gabinete del rectorado y a la decana del Instituto de Ciencias.

La transmisión, que se realizó a través del canal de Youtube de la UNGS y estuvo a cargo de las direcciones de Sistemas, Audiovisuales y Prensa de la Universidad, hizo posible el acompañamiento de todo el desarrollo de la sesión por parte de una importante cantidad de público de la vida de la Universidad y de la comunidad en general.

Brenda Liener

* Artículo publicado en la revista Noticias UNGS

* Video resumen de la sesión virtual del CS

* Transmisión completa de la sesión

Suscripción al newsletter
Seguinos en