Novedades

Novedades

Novedades

Viernes 17 de julio de 2020

Encontrarse en el juego

“Hay un impulso al juego, cuando aparece es imposible detenerlo. Es como encontrar un pequeño y sanador orden. Estimulado con mundos que asoman, busco los detalles los colores, muevo, modifico, me preparo para que aparezca otro yo, un nuevo personaje que acompañaré desde su nacimiento”, dice Gastón Guerra, coordinador de artes escénicas del Centro Cultural de la Universidad, en diálogo con Noticias UNGS. Es que para Guerra jugar es cosa seria. Curiosear y probar, sin prisa y sin vergüenza. El teatro es como su casa rodante llena cachivachitos, títeres, cajas, maderas, casets viejos, poesías en los márgenes, cuadernos de dibujos, risas de niñes y nariz de payaso. No es de tantas palabras, las justas, que cuando se sueltan dicen mucho. Siempre pensando y reinventando su hacer creativo y compañero en la Universidad, un camino de 25 años que tiene entre sus grandes castillos vagabundos a la Fiesta de las Vaca-ciones. Nunca hubo una igual a la otra, su curiosidad coherente con la mirada atenta en las infancias, hace que proponer cada año cosas nuevas al equipo del Centro Cultural sea la regla. Esta decimosexta edición del festival de receso invernal, en cuarentena, no es la excepción.

–¿Cómo es eso de crear un personaje desde el juego?

–Surge un impulso creativo desde el mismo juego. Me visto y empieza a aparecer un personaje con su universo, que van creciendo. Todo es prueba y error. No hay nada intelectual, tiene más que ver con el cuerpo y ponerlo en ese personaje. Yo creo desde lo plástico, un saco o un maquillaje me sugieren un estar, una forma, y eso me dispara el universo de ese personaje, cómo habla, su entorno. Es una creación imparable, algunas cosas tomo y otras quedan en el camino.

–¿Se pueden llevar esos personajes a la virtualidad?

–Sí. Ahora tengo en cuenta como a priori ese cuadrado, a veces tan pequeño como el del celular, que son las pantallas. Para esta Fiesta cree un personaje para la cámara, desde una idea a la imagen y desde ella a la acción. Es novedoso, yo nunca me había grabado haciendo estos juegos. El fondo, las luces, los objetos, son los grandes ayudantes que complementan al personaje. Es más, un poco me desborda, porque ni bien lo compartí con las chicas del equipo para ver qué les parecía se convirtió ya en un hecho, cuando para mí era una prueba. Es otra dinámica con la tecnología: cuando el otro recibe una grabación y la reproduce hace su interpretación. Pero creo que esto no es estrictamente teatral, es otra clase de juego.

–¿Qué características tiene este nuevo espacio de la pantalla?

–¡Casi nunca tenemos pies en este cuadrado! Eso es muy curioso. Hasta el vestuario se piensa para el torso, nada más. Abajo vivimos en jogging y pantuflas. El otro día a los chicos del Elenco de Jóvenes, con los que estamos trabajando personajes, y también con la diplomatura de teatro de títeres, les dije que se paren y caminen para salir un poco del primer plano. Los fui guiando auditivamente y algunes fueron hasta la puerta, dieron vuelta por la casa, se metieron en el placard y ahí salieron otras cosas. Moverse, usar el cuerpo, aun del otro lado, dejar de estar pendiente de la pantalla. Cuesta adaptarse y pensar nuevas estrategias y contenidos, especialmente en el teatro, porque nos vemos fragmentados, lo que es más del lenguaje audiovisual.

–Si se muestra todo tal cual es, ¿queda lugar para la imaginación?

–Es posible despertar la imaginación aún en estos formatos virtuales. Para eso el personaje es fundamental: un abridor de puertas y ventanas, un proponedor, una mirada que busca llegar al corazón ¡y a los pies! de las personas. Justo en estos momentos de aislamiento, quizás de soledad, el personaje invita a jugar a ser otres, diverses, sin auto censuras. Les niñes son expertes: disfrazarse, hacer distintas voces, hacer hablar a los muñecos, a los objetos, es parte de su cotidianeidad. Somos les adultes quienes perdemos esa capacidad. Como dice Kartun, los que hacemos arte encontramos la forma aprobada por la sociedad para seguir jugando y no ser los “locos”.

–La tendencia a lo bizarro, a la imitación –pienso en la app Tik Tok, por ejemplo–, o a poner énfasis en lo no terminado, lo “espontáneo”, ¿qué aporta y qué entorpece o embarra?

–Para mí es más lo que aporta. Está bueno como herramienta expresiva, porque invita al juego y está al alcance de todes, con mayor o menor –no me gusta usar la palabra “talento”– dedicación. Parece que no tener alguien directamente en vivo viéndote genera bastante desinhibición. Aunque pueden alabarte o criticarte, nadie está allí sintiendo tus latidos, la respiración, el sudor. Hay algo loco con lo inacabado, porque en realidad no es tal, ya que no es un hecho vivo. Una vez que se publica podrá ser profesional o desprolijo, pero ya fue lanzado. En lo personal lo que más me molesta en realidad es lo plano; por eso intento desde la luz o el sonido, pero especialmente desde la interpretación, salir de ese achatamiento. Es el gran desafío si quiero generar empatía del otro lado.

–La programación de estas Vacas, ¿cómo tendrá en cuenta estas novedades?

–Sabemos que les chiques reciben un montón de contenidos por las redes y que también están en sus propios mundos según la edad. Queremos que jueguen, que no estén estáticos o expectantes. También nos proponemos algo más ambicioso, que es lograr que la familia entera se tome un tiempo para compartir las actividades. A la hora de la merienda, como era antes con, por ejemplo, el Capitán Piluso, o el show de Carozo y Narizota, sentarse a mirar, pero también a escuchar y jugar. Un potpurrí de cosas en 40 minutos, la mayoría especialmente realizadas en cuarentena, o sea que ya tienen en cuenta el formato y los tiempos. Son frescas, amorosamente seleccionadas, con el sabor de lo casero.

Del 20 al 31 de julio la propuesta entonces es merendar con la “Fiesta de las vacas en casa. Centro Cultural para niñes”. Los martes, miércoles, jueves y viernes a las 16 hs se subirán al canal de Youtube https://bit.ly/ccungsYT los programas con espectáculos, talleres de danza, reciclado, juegos indígenas, teatro u origami, sketches, lecturas, sorteos. Compañía D’ Zoquetes; Títeres del tapial; Grupo 1, 2, 3 cua; Compañía Del Revés; Sin julepe; La Perinola; Los Hermanos Guerra; El Ñaque títeres y Sakados del Tacho serán algunos de los invitados.

Más información en las redes del Centro Cultural y Multiespacio Cultural: Facebook, Instagram, YouTube.

Florencia Garofalo

* Artículo publicado en la edición especial de Noticias UNGS, el 15 de julio de 2020.

Suscripción al newsletter
Seguinos en