Novedades

Novedades

Novedades

Miércoles 6 de mayo de 2020

Escuela secundaria de la UNGS: Enseñar, contra toda adversidad

En la muy atípica situación generada por la pandemia de COVID-19 y por la suspensión de las clases presenciales en todas las escuelas del país, la Escuela Secundaria de la UNGS viene desarrollando diversas estrategias y sosteniendo con fuerte compromiso la continuidad de su tarea pedagógica y el cuidado de su comunidad de docentes y estudiantes.

En consonancia con la implementación de estrategias y recursos desplegados por los distintos niveles del sistema educativo para sostener la enseñanza y el aprendizaje de sus estudiantes en el actual contexto de suspensión de las clases presenciales en todo el país, pero atendiendo también a las particularidades de su proyecto educativo, la Escuela Secundaria de la UNGS viene llevando a cabo diversas acciones con el propósito de sostener el vínculo institucional con los y las integrantes que componen su comunidad educativa.

La Escuela Secundaria de la UNGS funciona desde 2015, y en ella cursan sus estudios unos 296 chicos y chicas. Su planta docente está conformada por 60 profesores/as de disciplinas, además de por docentes que se desempeñan como coordinadores. Desde que se decretó el aislamiento social preventivo y obligatorio, la escuela organizó con el personal nodocente un circuito remoto que permitió y permite sostener las tareas administrativas.

En cuanto a la continuidad pedagógica, la primera tarea fue elaborar propuestas educativas sostenidas sobre un contacto a distancia y virtual, con la finalidad de sostener el lazo escolar entre los y las docentes y los y las estudiantes. Esas primeras propuestas de presentación de los espacios curriculares y actividades permitieron identificar los aprendizajes previos como puntos de apoyo para seguir planificando la enseñanza. A partir de mediados de abril, se propuso a las y los docentes la elaboración de actividades en las que, una vez elegidos los contenidos, se enfatizara el desarrollo en los estudiantes de la lectura comprensiva, el pensamiento crítico y la comunicación con los demás.

En relación al vínculo escolar con los y las estudiantes, tanto docentes como directivos trabajaron en propuestas educativas, monitoreando el nivel de recepción y de trabajo de las mismas, con el doble fin de evaluar la necesidad de distintas adecuaciones y de ir subsanando las dificultades que aparecían. Ante las situaciones particulares que requerían contención o cuidado específico se previó intervención de la orientadora escolar de la escuela, Ana Gracia Toscano.

También con las familias se sostuvo desde el comienzo de la cuarentena una comunicación periódica. Se puso especial dedicación en informar los criterios pedagógicos de las propuestas de trabajo y conocer las situaciones particulares de cada estudiante y de su grupo. Esta comunicación la lleva adelante el equipo directivo, integrado por la directora Mariela Panozzo, la vicedirectora de Asuntos Académicos Graciela Bellome y el vicedirector de Prácticas Socioeducativas Damián Fernández Courel, y los coordinadores de curso, quienes mantienen una escucha atenta a las necesidades de las distintas situaciones, tanto pedagógicas como familiares.

En este contexto tan crítico, resultó muy importante para facilitar el vínculo entre la escuela y la comunidad la historia previa construida a lo largo de los cinco años de existencia de la escuela. Durante todo este tiempo, en efecto, la comunidad educativa de la Escuela Secundaria de la UNGS se ha mostrado particularmente sensible al tejido de redes de cuidado mutuo entre sus distintos integrantes: equipo directivo, docentes y estudiantes. Forma parte del espíritu de la Escuela, en efecto, el empeño por sostener, en base a lazos de confianza y de hospitalidad, y conociendo la fragilidad que tienen siempre estas construcciones, ese espacio de lo común.

Una acción fundamental que está llevando adelante la Escuela en este contexto de recorte de los ingresos de las familias a causa del aislamiento social es la asistencia alimentaria. La misma comenzó en la urgencia por acompañar a las familias en situaciones más críticas entregando bolsones de alimentos. En la primera y segunda quincena de la cuarentena la ayuda fue destinada a 35 familias y a partir de fines de abril, se amplió a alrededor de 90. La entrega de bolsones de alimentos constituye otra oportunidad de comunicación entre el equipo directivo y las familias de los estudiantes.

En septiembre del año pasado se inició en la Escuela un trabajo académico con los profesores del ciclo básico que iba a desplegarse en diferentes espacios curriculares a partir del inicio lectivo 2020. Dicho trabajo está a cargo de la asesora pedagógica Graciela Misirlis y es supervisado por la vicedirección de Asuntos Académicos. A partir de las circunstancias excepcionales vigentes, ese trabajo se ha orientado a resolver y sostener una comunicación fluida y constante con los estudiantes y sus familias, y con los docentes; a sostener formas de vinculación amorosas, cercanas y precisas con los estudiantes y los docentes; a reforzar lazos pedagógicos a través de las tareas enviadas a los estudiantes; a preparar con cada docente el futuro encuentro presencial con los estudiantes en la escuela; a diseñar posibles escenarios de despliegue de cursada de los espacios curriculares, atendiendo a las situaciones particulares, especialmente de estudiantes próximos a egresar en este ciclo lectivo, y a diseñar también el período posterior a la regularización de la cursada.

Continuidad pedagógica hoy
Para el diseño de las actividades que se están llevando a cabo, el equipo directivo y en especial la vicedirección de Asuntos Académicos tuvieron en cuenta unas serie de aspectos vinculados con los recursos y herramientas de los estudiantes y del equipo docente, así como el momento del ciclo lectivo y las características propias de la población de la comunidad escolar.

A partir de un primer relevamiento rápido, fue posible advertir que la mayoría de los estudiantes de la Escuela no tiene conexión a internet desde sus hogares, pero si cuentan por lo menos con un celular. La cosa, sin embargo, no es sencilla: este celular es muchas veces compartido con la familia, y en la mayoría de los casos la comunicación por medio de él se hace posible a través de datos móviles, lo que encarece la conexión y limita el acceso. Por otra parte, aunque todos los y todas las docentes han mostrado y muestran una fuerte predisposición al uso de diferentes tecnologías, ninguno ni ninguna de ellos es especialista en educación a distancia, lo cual no deja de representar una limitación.

No obstante, señala a Noticias UNGS la coordinadora Institucional del Proyecto “Escuela Secundaria UNGS” Graciela Lombardi, la necesidad de sostener la continuidad de los estudios es irrenunciable, no en último lugar debido a que el nivel secundario es obligatorio: es un derecho de los chicos y de las chicas y una obligación de los adultos, de las instituciones y del Estado. Y por eso todo el equipo de la Escuela trabajó y trabaja con la consigna de que todos los estudiantes y todas las estudiantes deben recibir las propuestas de trabajo y poder comunicarse con el o la docente a cargo del espacio curricular correspondiente.

Para ello, el equipo directivo sostiene un diálogo permanente con docentes y coordinadores de curso que permite garantizar que los objetivos de cuidado y sostenimiento del vínculo pedagógico no se vean interrumpidos por condiciones adversas de cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa. Respecto de las orientaciones para el diseño de propuestas pedagógicas, se definió un conjunto de comunicaciones que dan marco a las tareas y propuestas y que facilitan el trabajo de docentes, coordinadores y estudiantes.

El equipo directivo se muestra satisfecho con lo que toda la comunidad educativa de la escuela ha podido hacer en estas circunstancias tan complicadas: hasta el momento, dicen, “hemos ido pensando, diagramando y llevando adelante las propuestas elaboradas por los y las docentes, ordenando el envío y la recepción de las mismas por los estudiantes y sostenido el contacto periódico con ellos y entre los adultos, y ya estamos analizando posibilidades de reestructuración del calendario 2020/2021, en este inédito e inesperado contexto que estamos atravesando como sociedad”.

La adversidad del momento es evidente y no requiere más comentarios. Lo que importa en todo caso destacar aquí es el modo en que un equipo directivo y docente que se había preparado, a comienzos de este año, para otro escenario (Noticias UNGS había entrevistado a la directora de la Escuela en su número del mes de agosto del año pasado: puede revisarse en esa charla su balance sobre el recorrido hecho por la escuela y sus planes para el futuro), viene afirmando en estas imprevisibles e inéditas circunstancias el compromiso de enseñar y de cuidar. De cuidar a los otros y, de esa manera, de cuidar el espacio común con esos otros que hoy se trata, más que nunca, de preservar y de enriquecer.

Por Brenda Liener para Noticias UNGS

* El artículo fue publicado en la revista Noticias UNGS, edición especial mayo de 2020.

Suscripción al newsletter
Seguinos en