Instituto de Industria

idei

Novedades IDEI

Instituto de Industria

idei

Novedades IDEI

Novedades IDEI

02 de diciembre de 2019

Espacios estructurales de acumulación y nuevo capitalismo

En la tradición del estructuralismo latinoamericano de posguerra la dinámica de la economía mundial asumía un carácter jerárquico y asimétrico a partir de la definición de una serie de relaciones de estructura. En lenguaje estructuralista, los espacios de acumulación que le daban sentido a esa estructura se nombraban como “centro” y “periferia” y el elemento de diferenciación entre estos dos polos se ubicaba en el plano de la estructura productiva, como un diferencial de productividad. Esta visión, sin embargo, tenía inscripta una determinada imagen del funcionamiento de la economía mundial, el de la dinámica fordista-keynesiana que enmarcaba la economía mundial de esa época.

A la luz del debate en las últimas décadas acerca de una ruptura en la dinámica de largo plazo del capitalismo mundial, impulsada por un nuevo papel del conocimiento en el proceso de valorización de capital, surge el interrogante sobre la naturaleza y dinámica de los espacios estructurales de acumulación propios de esta nueva etapa histórica (“nuevo capitalismo”). Para avanzar en esta problemática general de investigación, en este proyecto se propone, por un lado, un abordaje de tipo conceptual orientado a la propia reflexión sobre las categorías con las cuáles aproximarse de un modo general a este fenómeno histórico. Por otro, un estudio de caso en profundidad, el de la industria agro-biotecnológica mundial, en el que se ponen en juego estas mismas categorías de análisis con el fin de alcanzar una mejor comprensión de las dinámicas de estructura en una actividad de alto dinamismo mundial y de gran relevancia para la economía argentina.

La idea central a considerar en esta investigación es que la dinámica del nuevo capitalismo redefine los espacios de acumulación a partir del siguiente movimiento de estructura: por un lado, una inflexión cognitiva del trabajo (sistemas de conocimientos que dan un diferente grado de "potencia productiva" al trabajo); por otro, aunque apoyado en lo anterior, una segmentación global entre las tareas innovación-intensivas (creación de nuevo conocimiento) y las producción-intensivas (uso y adaptación del conocimiento existente). De este modo, a pesar de que la productividad continúa siendo un eje ineludible para comprender la naturaleza de los espacios de acumulación en el nuevo capitalismo, sobre ese proceso se inscribe otro nuevo, de carácter dominante, que no elimina esa diferencia en el plano de la producción, pero que la reconfigura: es el de los diferenciales en las capacidades de innovación de los distintos territorios.

Por Sebastián Sztulwark, Santiago Juncal y Melisa Girard

Suscripción al newsletter
Seguinos en