FmLaUni

FmLaUni

FmLaUni

Martes 9 de abril de 2019

Familiares de Carrizo aseguran que el caso “está arreglado” y buscarán justicia

Sebastián Carrizo (27) salió disparado de una moto junto a su novia la madrugada del sábado cuando volvían de su trabajo. Impactaron contra el auto de Nicolás Córdoba que venía corriendo picadas por la misma calle. “Volamos”, contó Magalí  Florencia Muñoz, la joven de 22 años que estaba en pareja con Sebastián. En diálogo con FM La Uni la mamá de la joven, Patricia Rodríguez relató el suceso y aseguró que tienen todas las pruebas y testigos para llevar a la justicia.

Todos los días, Magalí lo iba a buscar al salir de su trabajo. Seba era recolector de basura en la empresa EcoPunto. De día era pintor y ayudaba a su papá en este oficio. Ellos eran novios hacía más de seis años. Al tiempo de comenzar a salir, el papá de Magalí falleció de un tumor y Seba se fue a vivir a su casa para contener a ella y a su familia. “Era un ser de luz”, asegura su nuera.

Nicolás Córdoba no frenó para ayudarlos, pero sí se presentó en la Comisaría Primera de José C. Paz para denunciar que una pareja en una moto lo chocó. Allí quedó retenido menos de media hora y fue liberado por un fiscal. “Nosotros fuimos a la comisaría y dicen que desde la Fiscalía Nº4 de San Martín, un tal Moreno lo liberó”, comenta Patricia sobre el accionar de los familiares tras el suceso. En la comisaría les dijeron que no le habían hecho alcoholemia porque no había pipeta. “Lo que nosotros queremos es sacarlo de ahí porque ya nos avisaron que en esa fiscalía esta todo arreglado”, aseguró la mamá de Magalí.

Descargar

“Está suelto como si nada. No está prófugo, jamás lo detuvieron”, asegura Patricia en comunicación con la radio. “Sabemos dónde vive, dónde trabaja, todo sabemos ¿pero qué vamos a hacer justicia por mano propia?”, se pregunta la madre de la joven quien continúa internada a la espera de una pieza metálica que podría llegar a permitirle volver a caminar. “Queremos que hagan algo”, asegura bajo su indignación.

Descargar

Mientras Sebastián no está más y su novia pelea por su vida. Nicolás Córdoba está libre. “No pasa nada, son dos negritos cabeza”, se escucha en el audio que difundieron los compañeros de trabaja de Sebastián. Al parecer, lo mismo publicó en sus redes sociales personales este joven quién destrozó la vida de una familia entera.  Lejos que quedar invisibilizado, el caso continúa y los familiares de Sebastián y Magalí buscarán que la justicia responda como debe.

Suscripción al newsletter
Seguinos en