Novedades

Novedades

Novedades

Lunes 27 de abril de 2020

Fragmentación, heterogeneidad y desigualdad, las tres características del sistema de salud argentino

“Fragmentación, heterogeneidad y desigualdad son tres atributos que caracterizan al sector de la salud en nuestro país. Sin duda está muy lejos de funcionar como un sistema. Sus instituciones están organizadas en tres subsectores: seguridad social, privado y estatal. Y en este último convergen la provisión de servicios de los tres niveles del estado: la nación, las provincias y los municipios”, reflexiona la antropóloga Magdalena Chiara, investigadora docente del Instituto del Conurbano de la UNGS, días después de qué se instalará en la agenda pública la temática sobre el funcionamiento del sistema de salud argentino a raíz de las declaraciones del ministro de Salud de la Nación Ginés González García, que manifestó su intención para que se declare de interés público a todos los recursos sanitarios del país.

Según datos relevados, la investigadora afirma que de cada 10 habitantes, 6 cuenta con cobertura y atención medica de obras sociales y Pami, algo más de 1 por empresas de medicina privada y algo más de 3 tiene cobertura exclusiva por parte del estado. “El mapa es bastante más complejo ya que profesionales privados, clínicas y sanatorios y hasta hospitales públicos y centros de salud proveen servicios a obras sociales, al Pami y a empresas de medicina privada. En este mapa tan fragmentado hay que destacar que los establecimientos estatales, hacemos referencias a los centros de salud y a los hospitales en las distintas jurisdicciones, atienen a todos los habitantes del país”, afirma y enfatiza: “Esta es una dinámica que nos caracteriza históricamente pero que se instituyó como derecho a nivel nacional a partir de la reforma constitucional de 1994”.

Chiara, que coordina la diplomatura en Gestión de las Políticas de Salud en el Territorio, se refiere también al accionar del Estado en el marco de la pandemia: “En el contexto que estamos atravesando que amenaza la salud como bien colectivo, y teniendo en cuenta que el sector está compuesto por un mapa de financiadores y prestadores que es complejo, heterogéneo y desigual, es imprescindible que el ministerio nacional ejerza la conducción del sector, lo que en nuestra jerga se llama rectoría”.

Para la investigadora, ese papel de conducción se está viendo en los últimos días con distintas iniciativas y acciones que el ministerio de Salud de la Nación está llevando adelante, unificando protocolos de atención, estableciendo recomendaciones y medidas a adoptar a fin de mitigar el impacto sanitario, garantizando el funcionamiento de sus laboratorios, organizando la red nacional y proveyendo reactivos, ampliando diagramas de vacunación y garantizando su provisión, desarrollando campañas educativas y de difusión, asistiendo a población vulnerable que debe realizar aislamiento, fortaleciendo la red de establecimientos a cargo del estado, por mencionar sólo algunas.

En declaraciones para FM La Uni, también afirma que el papel de rectoría se ejerce garantizando que los recursos críticos de internación, especialmente las camas de cuidados intensivos, sean accesible para todos aquellos que lo necesiten. “Ejercer estas y otras funciones es nada más y nada menos que estar a la altura del mandato constitucional que garantiza el derecho a la salud en un contexto absolutamente extraordinario como es el de esta pandemia”, enfatiza Chiara.

La entrevista completa, que se puede escuchar a continuación, fue producida por la Dirección de Comunicación y Prensa y emitida por FM La Uni, en el marco de la programación de emergencia que se lleva adelante.

Suscripción al newsletter
Seguinos en