Instituto de Industria

idei

Novedades IDEI

Instituto de Industria

idei

Novedades IDEI

Novedades IDEI

viernes 27 de septiembre de 2019

La formación emprendedora en la universidad

El 77% de los estudiantes y las estudiantes de Ingeniería del IDEI tiene interés en crear su propia empresa, pero sólo el 26% considera que posee competencias prioritarias para llevar a cabo un emprendimiento. Teniendo en cuenta que la universidad es un agente de desarrollo del capital humano emprendedor y que ocupa un espacio fundamental de formación emprendedora, los investigadores docentes encuestaron a los y las estudiantes de Ingeniería y descubrieron que tienen expectativas de su formación para emprender que difieren de los que la universidad ofrece. Pero lo más interesante de este proyecto de investigación es que si bien el alumnado afirma no recibir formación para emprender y la universidad afirma que sí ofrece este espacio de formación, ambas partes tienen razón.

“Lo que explica que los dos tengan razón es que los dos tienen definiciones diferentes respecto de lo que es formar para emprender”, señala el investigador docente Rubén César. “Los estudiantes tienen unas expectativas de lo que deberían recibir según sus percepciones y sus criterios de la universidad, y las universidades entienden que la formación emprendedora va por un lugar diferente. Lo llamativo, o lo que nosotros rescatamos desde este proyecto de investigación, es cómo las universidades nunca dialogaron con los y las estudiantes justamente para conocer cuáles son las expectativas”.

César comparte que durante la carrera hay varias materias de grado que abordan esta temática: “Hay una que es transversal a todas las carreras, no solamente a todas las carreras del IDEI sino a todas las carreras de la Universidad, que es Desarrollo de Competencias Emprendedoras donde se pone a los y las estudiantes a trabajar en la resolución de un problema concreto y real del contexto, y desde ese lugar se los hace autopercibirse como agentes proactivos en la promoción del cambio del entorno. Eso definitivamente es una acción emprendedora”.

Además de la materia de Desarrollo de Competencias Emprendedoras, los y las estudiantes de la carrera de Administración de Empresas tienen la materia Desarrollo y Gestión de Proyectos Emprendedores; en tanto los y las estudiantes de Ingeniería tienen la materia Desarrollo de Productos en la que tienen que trabajar en la identificación de una problemática y su propuesta de solución mediante un producto que tiene que ser comercializable.

Otro de los hallazgos de la encuesta es que tener una materia de formación emprendedora influye de igual manera que tener un emprendedor cercano en motivos y frenos para emprender. Los investigadores, entonces, indagaron cuáles serían esos motivos, por un lado, y esos frenos, por el otro.

La búsqueda de independencia e innovación, querer ser su propio jefe, dar rienda suelta a la capacidad creativa y enfrentarse a nuevos retos son las principales motivaciones que los y las estudiantes marcaron como principales motores para el desarrollo de un emprendimiento. Muy por debajo quedaron opciones como mejorar el mundo, tener altos ingresos económicos o crear empleos para otras personas

En cuanto a los principales frenos para emprender, las opciones más señaladas fueron la falta de capital y la dificultad para obtener financiamiento, seguidos de la falta de experiencia en el ámbito empresarial. Por debajo de estas tres opciones aparecen la falta de formación emprendedora, cómo redactar planes de negocio o la incertidumbre respecto del futuro. “Quizá sea interesante también que el miedo al fracaso no aparece como una de las dificultades que hoy por hoy estaría trabando la posibilidad de los y las estudiantes de desarrollar un emprendimiento”, destaca César.

La encuesta le permitió a los investigadores medir el grado en el que los y las estudiantes se sienten preparados para el desarrollo de un emprendimiento: “Por un lado, un cuarto o un poco más considera que está preparado para el desarrollo de un emprendimiento pero, al mismo tiempo, cuando le damos a elegir entre opciones separadas qué competencias exige emprender según el criterio de ellos y ellas, y qué competencias ellos y ellas asumen que tienen, ahí hay diferencias. Una parte muy importante, cerca del 50% o más, marcó que esas competencias que marcaron como importantes no son competencias que posean”.

¿Cuáles serían esas competencias que los y las estudiantes consideran clave para emprender?
Trabajar en equipo, ser responsables con los compromisos que se asumen, asumir riesgos, liderar y ser creativos.

César destaca que el IDEI desarrolla varias acciones que van enfocadas fundamentalmente a la formación. Además de las materias mencionadas, tienen contacto fluido con emprendedores y emprendedoras del entorno, a quienes invitan al aula para que dialoguen con los y las estudiantes.

“Lo que estamos buscando, en particular desde el IDEI pero en general desde cualquier propuesta de formación emprendedora, no es que los y las estudiantes sean emprendedores o emprendedoras sino que incorporen la opción factible para el desarrollo de sus carreras profesionales. Después pueden elegir ser empleados o empleadas (…) A la vocación emprendedora hay que promoverla desde la formación y desde acciones de vinculación con la comunidad, y el IDEI hace todos estos esfuerzos para que los y las estudiantes ubiquen esta opción y después elijan su camino de desarrollo profesional, que puede ser en relación de dependencia o creando su propio emprendimiento”.

Emprendedores
Suscripción al newsletter
Seguinos en