FmLaUni

FmLaUni

La toma en José C Paz por dentro

Cientos de familias ingresaron este lunes a las viviendas sociales del barrio Concejal Alfonzo (también conocido como Casitas de Lamas) en el límite del distrito con el partido de Moreno. La policía amenazó con desalojar el predio, pero finalmente se acordó esperar hasta el lunes próximo lunes para definir la situación.

El barrio es parte de un proyecto que lleva más de diez años en construcción. Algunas casas están casi terminadas y otras apenas tienen algunas bases. Las familias que hoy habitan esas propiedades vienen solicitando ayuda del Estado, tanto municipal, provincial o nacional para resolver el conflicto del barrio.

Sebastián, uno de los vecinos que participa de la toma, habló con El Desembarco por FM la Uni y comentó que el intendente Mario Ishii se acercó, habló con los vecinos e hizo promesas que, hasta ahora, no se cumplieron.

 

Sin luz, sin agua, sin ningún tipo de servicio ni presencia estatal, el barrio va tomando una dinámica propia. Nadie deja la casa sola, ante el temor de ser desalojados o de que otra familia necesitada la ocupe. Siempre queda un adulto acompañado por sus hijos e hijas. Esto genera que muchos de esos niños y niñas no vayan a la escuela, que se realicen menos changas y que haya menos posibilidades de comer. Ante esta situación los vecinos y vecinas organizan comedores con el apoyo de organizaciones sociales.

 

Los vecinos que ocuparon las viviendas propusieron terminar las obras y regularizar la situación de este barrio. Así resolverían la necesidad de vivienda que tienen las familias que ven una obra detenida sin explicación lógica.

 

En Para mañana es tarde conversamos con Marina Berget, otra de las vecinas que habita la toma. Ella relató que “muchas de las que estamos acá somos madres solteras” y agregó que a veces no puede ir a trabajar por miedo a volver y ya no tener su casa.

 

Marina también contó que “es bastante jodido estar acá”. “Cuando nos acostamos no sabemos qué puede pasar, si de repente es todo un engaño y puede venir un desalojo de sorpresa”

 

El lunes se cumplen los 5 días otorgados por el poder judicial para resolver la situación, pero hasta ahora no hubo otra respuesta por parte del Estado que la amenaza de represión y desalojo.

Suscripción al newsletter
Seguinos en