Novedades

Novedades

Novedades

Martes 23 de junio de 2020

Obras: Invertir para lo que viene

La ampliación de la cantidad de actividades y servicios considerados esenciales en el marco de la emergencia sanitaria que vivimos en el país permitió que en la UNGS pudieran reiniciarse un conjunto de tareas de mantenimiento y de obras de infraestructura que habían debido suspenderse en el marco de las restricciones impuestas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado ante la pandemia de covid-19. Noticias UNGS conversó sobre la reanudación de estas tareas con Pablo Toledo, Secretario de Administración de la Universidad, quien tiene bajo su órbita la Dirección de Infraestructura de la institución.

En un marco en el que las tareas de docencia, de investigación y de administración de la Universidad se vienen desarrollando de manera remota, era sin embargo muy necesario, explica Toledo, reanudar las obras que habían debido interrumpirse. “Es que la extensión de los plazos de las obras impactan en su precio. Cuando un contrato de obra pública se extiende, el contratista puede pedir la redeterminación del precio de la obra. Eso está previsto en la ley de Obra Pública y obliga a ajustar el precio en función de las variaciones de los costos. En un contexto como el actual, en el que no fue aprobado el presupuesto nacional 2020, salirnos de los presupuestos que teníamos previstos sería muy problemático. Por eso se hace imprescindible poder ejecutar las obras en los plazos establecidos”.

Entre esas obras se encuentran varias mejoras en el Multiespacio Cultural, que consisten sobre todo en la impermeabilización de las terrazas y en trabajos de carpintería, iluminación e instalaciones eléctricas, entre otros, para el escenario del auditorio. Además se trabaja actualmente en el refuerzo estructural de interiores y exteriores del edificio de la Biblioteca, en la instalación de nuevos espacios semi-cubiertos para la Escuela Secundaria, en la reparación de los juegos de madera exteriores de la Escuela Infantil de la Universidad, en la reparación de los senderos del campus y en la finalización de la primera etapa de reemplazo de toldos en las ventanas de los Institutos, de los módulos 1 y 7 y del edificio del Centro de Producción Audiovisual (CEPA).

Para hacer posible la ejecución y continuidad de todas estas obras en este contexto tan complejo, es indispensable la participación activa de las áreas de Compras y de Administración, el respaldo de la Dirección General de Sistemas y Tecnologías de la Información y la coordinación y el seguimiento de las obras por parte de la Dirección General de Infraestructura y también del Especialista en Seguridad e Higiene de la Universidad. Porque, en efecto, para la reanudación de las tareas de mantenimiento y de la obra pública en la UNGS fue fundamental “evaluar e implementar todas las recomendaciones y protocolos sanitarios y de seguridad e higiene necesarios, a fin de resguardar la salud e integridad de los trabajadores intervinientes”, asegura el Secretario de Administración.

Muchas de estas remodelaciones y tareas de mantenimiento habían comenzado a desarrollarse a principios de año en distintos espacios del campus de Los Polvorines, luego de que Universidad tomara la decisión, a través de un conjunto de “proyectos especiales” discutidos y aprobados a mediados de 2019, de invertir en el sostenimiento de la infraestructura existente utilizando recursos propios. “En los últimos años la Universidad atravesó un período de fuerte desinversión en materia de infraestructura como producto de las políticas nacionales, que desfinanciaron la obra pública, achicaron los presupuestos universitarios en el rubro de gastos de funcionamiento y obligaron a la rescisión y al congelamiento de muchas obras de gran envergadura, que tenían mucha importancia para la Universidad”, explica Toledo.

Antes de la implementación de la cuarentena lograron finalizarse varias de las tareas de mantenimiento que se venían desarrollando desde diciembre de 2019, con un importante impacto visual para la comunidad universitaria. Entre ellas se encuentran las tareas de pintura en las galerías de los Institutos y en las cabeceras del módulo 1 (que es el destinado a las oficinas del rectorado y la administración central de la Universidad), el reemplazo de membranas para una mejor impermeabilización en ese mismo módulo, el lavado y la limpieza de los techos de chapa de los edificios de los cuatro Institutos, el cambio de membranas, de losas y del acceso, así como un conjunto de reparaciones de zinguería en el viejo edificio de la Biblioteca y el armado de la estructura metálica y el interior del escenario del Auditorio “José Pablo Martín”, en el Multiespacio Cultural.

Entre las tareas realizadas para la optimización de los espacios de trabajo de la Universidad puede mencionarse la instalación de diecinueve equipos de aire acondicionado y de dos equipos centrales en distintas dependencias: en las salas de los servidores de cada Instituto, en los laboratorios de Química y de Informática, en las oficinas de la Secretaría de Planeamiento y Desarrollo Universitario y de la Dirección General de Asistencia al Consejo Superior, en el edificio del Centro Cultural, que funciona en la sede Roca de la Universidad, en San Miguel, en la y en diversas oficinas que no contaban con refrigeración. También se instalaron ocho puestos de trabajo en el espacio de la Fototeca, lo que se suma a la finalización, a fin de 2019, de la construcción de dos salas de reunión en la planta alta del Módulo I, obra esta última llevada a cabo por personal nodocente de la Dirección de Servicios Generales.

También se realizaron obras en el edificio de la Escuela Infantil de la Universidad, donde se instaló una nueva alimentación eléctrica, que será la definitiva, y un sistema de extracción de humo en la cocina, y en las instalaciones de la Escuela Secundaria, donde se realizaron mejoras y obras en pluviales, veredas, cámaras y tapas metálicas. En tanto, en el Taller de Usos Múltiples del Instituto de Industria se generó un espacio adecuado para la instalación de un banco de baterías a través de la realización de un cerramiento de construcción en seco, ignífugo.

En etapas
La UNGS tiene además previsto realizar otras obras en un futuro no muy lejano. Entre ellas hay que mencionar la puesta en funcionamiento de los sistemas contra incendios en el Campus y en la sede de la calle Roca, en San Miguel. Esta obra, que se encuentra en etapa de adjudicación, completará todo el sistema de detección y extinción de incendios en todos los edificios del campus y en el Centro Cultural. Prevé una inversión de $ 4.826.335, según lo establecido en el proyecto especial aprobado en 2019.

En el edificio del Centro Cultural, en la sede Roca de la UNGS, están previstos además una serie de trabajos de preparación para el inicio de distintas obras importantes, que mejorarán las instalaciones y volverá más adecuado el espacio de trabajo de los y las trabajadores. Por un lado, en las próximas semanas podría comenzar la obra de refuerzos estructurales y adecuaciones arquitectónicas en el edificio y en la fachada, una obra que complementará otras ya realizadas y que permitirá después llevar adelante la restauración del inmueble. Por otro lado, también está prevista la primera etapa de una obra de mejora de la instalación eléctrica del edificio con una inversión prevista, de acuerdo a otro de los proyectos especiales aprobados el año pasado, de $ 2.375.000.

Además la Universidad será una de las instituciones que participen de la primera etapa del relanzamiento del Programa de Infraestructura Universitaria del Ministerio de Obras Públicas de la Nación. Esto permitirá volver a licitar la obra del Módulo 10 del campus, destinado a laboratorios y talleres, que se encuentra suspendida desde diciembre de 2018, con un 16% de avance, debido a que a finales de 2018 el gobierno anterior discontinuó el financiamiento. “La Universidad realizó las gestiones necesarias para obtener el financiamiento y poder continuar la obra y lo obtuvo”, contó Toledo, y agregó que “la posibilidad de retomar el financiamiento y el re encauce de la obra permitirá incorporar al campus de la UNGS una superficie de aproximadamente 3095 m² cubiertos”.

La obra del Módulo 10 prevé una planta química y laboratorios de química, de máquinas eléctricas, de metrología, de materiales compuestos, de ensayos para la industria automotriz, de electrónica, de uso eficiente de la energía, de procesos industriales, de ecología, de microbiología, de biología, de microscopía y adquisición de Imágenes, de experimentación biológica, de procesamiento de muestras, de análisis químicos, de biología molecular y de física.

* Artículo publicado en la edición especial de Noticias UNGS, el 16 de junio de 2020.

Suscripción al newsletter
Seguinos en