FmLaUni

FmLaUni

FmLaUni

Miércoles 9 de septiembre de 2020

Organizaciones sociales repudian los dichos de Sergio Berni

Hace unos días, el ministro Berni se habría referido a la toma de tierras como un delito, a través de un spot en sus redes sociales: "En lo que va del año 2020, desalojamos 868 tomas de tierras y fueron presas 524 personas. Seguimos firmes. En esta provincia: el derecho a la vida, el derecho a la libertad, el derecho a la propiedad privada son innegociables. La usurpación de terrenos es un delito. En esta provincia tolerancia cero al delito". Además de eso, el ministro apuntó como responsables de las tomas a las organizaciones sociales.

FM La Uni dialogó con Rodrigo Barrios, integrante de  Encuentro Peronista y militante barrial que acompañó a vecinos y vecinas paceñas en varios procesos de tomas,  que reflexionó al respecto: "A pesar de ser parte de la fuerza política del Frente de Todos repudio las declaraciones del ministro de seguridad, ya que ha encarado el conflicto de manera errónea, desde el marco político como el teórico. Y celebro la postura de la ministra de seguridad nacional, quien se animó a decir la verdad y decir que la toma de tierra no es un problema de seguridad".

Berni se refirió a la problemática habitacional como un problema de seguridad y advirtó que se accionaria con fuerzas de seguridad para el desalojo de la propiedad privada. Frente a sus declaraciones se desencadenaron opiniones a favor y en contra.

Las organizaciones territoriales sostienen que no es un problema de inseguridad, sino una crisis habitacional. El conflicto es que las personas no acceden al derecho básico que es la vivienda, pero viven en situaciones de hacinamiento, sin servicios básicos como luz, agua o gas.

"Si queremos acabar con la toma de tierra, lo que hay que hacer es lograr que el acceso a la vivienda digna al lote con servicio,  a la tierra en buenas condiciones para ser habitable, que sea un derecho y no sea un privilegio. Para eso hay que romper con el mercado, yo planteo que el estado tiene que hacer una desarrolladora urbana, tiene que competir fuertemente con los que lucran con la necesidad habitacional y hacen negocios con esa necesidad. Los que te venden la famosa venta de pozo te venden un departamento sin que hayan comprado la tierra y a veces sin que hayan construido la vivienda. El lucro que se hace de la vivienda creo que hay que mirarlo desde los sectores pudientes los sectores que tienen el capital y qué invierten a través de ese negocio y no del derecho a la vivienda. Por eso considero que la toma de tierra es solamente un factor del conflicto habitacional, el más sensible, el más vulnerable", señaló Barrios en comunicación con la emisora universitaria.

 

A continuación, la nota completa:

Suscripción al newsletter
Seguinos en