FmLaUni

FmLaUni

FmLaUni

Lunes 31 de marzo de 2021

Presas por defenderse

Fany, Camila y Cintia se defendieron de sus agresores y ahora están presas. Las detuvieron por defenderse solas, porque la inacción del Estado las llevó a tener que decidir entre sus vidas y la de violentos que las atacaban y que ya habían denunciado infinidades de veces.

FM La Uni dialogó con Carolina Abregú, referente de Furia Transfeminista "Como organizaciones militantes del territorio estamos presentando una preocupación frente a la gran cantidad de casos de detenciones de victimas de violencia que estamos teniendo en el terriotiro. Desde que empezó la pandemia con el incremento de los casos de violencia de genero y de las diferentes situaciones que llevan a tener detenidas a mujeres como Fany, Cintia y Camila".

Fany Bulacio y su hija Camila Godoy, se encuentran detenidas desde el 5 de febrero de 2021, por "amenaza y desobediencia", después de haberse defendido de las agresiones impartidas por el ex suegro de Fany. Más 40 denuncias había realizado Bulacio en contra de la familia de su ex pareja. La justicia decidió apresar a ambas mujeres.

"La justicia inclinó la balanza hacia lo que el violento decía y como producto de esto Fany empezó a sufrir una persecución judicial que se inició con el fiscal Germán Weigel Muñoz, de la UFI 19 descentralizada de Malvinas Argentinas, que sabemos que carece de perspectiva de género y que cada vez que puede avanza contra mujeres como Fany, victimas de violencia. A las compañeras se le estan negando sus derechos por un capricho de un funcionario judicial", señaló Abregú, en relación al caso.

A Fany que es una persona con discapacidad se le negó la prisión domiciliaria y no puede atender a su hija de 4 años. Camila, su otra hija, que también está detenida, tiene una beba que amamantaba.

Cintia Caruso está detenida hace más de 5 meses, por haberse defendido de su ex pareja, contra quien había hecho hecho más de 18 denuncias.  Su ex la atacó con un cuchillo, ella se defendió,  pero él la denunció y terminó presa.  Al respecto, la referente de Furia Transfeminista relató: "Cintia es cartonera, en una situación de vulnerabilidad enorme, muchos años de violencia. Desde 2015 realizando infinidad de denuncias. Este señor hasta le ha prendido fuego la vivienda a Cintia con ella y sus hijas dentro y nunca fue convocado por la justicia"

Esta mañana organizaciones territoriales se manifestaron frente a Fiscalía Descentralizada de Malvinas Argentinas pidiendo por la liberación de Fany, Camila y Cintia. Además invitan a firmar un petitorio:  "Cuando nuestras vidas están en riesgo defenderse NO ES DELITO:  Por medio de la presente las organizaciones abajo firmantes le hacemos llegar nuestras consideraciones en materia de derechos humanos desde una perspectiva de género, a los fines de manifestarle nuestra profunda preocupación por la reiteración de hechos que afectan seriamente el derecho de las mujeres y feminidades. Le resaltamos que estamos acompañado y asesorando varias situaciones de mujeres que se encuentran privadas de su libertad por haberse defendido de su agresor. Entendemos por ello que se debe clarificar que en cuanto al derecho a la legítima defensa o el exceso en la legítima defensa, deben estar atravesados de una comprensión que haga foco en la historicidad de la violencia de género, ya que ello nos explica las consecuencias de la violencia ejercida por el varón sobre la mujer y las capacidades de respuesta que ella ha podido elaborar al respecto. En situaciones donde la cronicidad de la violencia de género es probada de manera fidedigna, no se puede teorizar que exista exceso en la legítima defensa, ya que la respuesta de la víctima es consecuencia de la violencia por ella sufrida, victimizada su respuesta guarda entera relación con el daño sufrido. El peligro de muerte que implica en sí la violencia de género, puede significar la conformación de un escenario donde la victima acude imaginando dañarse a sí misma o escenificando formas en las que podría salir de la opresión, control y daño que el victimario ejerce sobre ella. De esta manera tampoco se puede elucubrar la existencia de premeditación en el acto de defensa por parte de una víctima de violencia de género. La privación de la libertad, además debe guardar entera relación con el posible daño o entorpecimiento del proceso legal, pero si comprendemos la relación victima-victimario desde la lupa de la violencia de género podemos observar que la relación de poder desigual, aspecto fundamental para caracterizar la violencia por razones de género, el poder es todo del victimariovarón y el no-poder de la víctima. No existe capacidad de entorpecer el curso del proceso legal y por consiguiente no debería guarda relación con la continuidad de la privación de la libertad. Además de ello debemos observar un aspecto sustancial del marco teórico de la violencia por razones de género como lo es la inexistencia de la violencia reciproca, en realidad desde una perspectiva de género no existe la violencia reciproca ya que ésta en realidad se base en una relación desigual de poder donde el varón ejerce la violencia para imponer su control y dominio, de esta manera cualquier intento de la víctima de salirse implica en sí, la reacción re-victimizante por parte del violento, lo que engloba entonces toda la situación en el marco liminar antes expuesto. Es por ello solicitamos se tomen en cuenta los marcos doctrinales del derecho internacional de los derechos humanos expuestos desde una perspectiva de género para resolver las situaciones de Fany Bulacio, Camila Godoy, Cintia Caruso. Antecedentes similares Carolina Maidana, Paola Córdoba y Milagros, Brenda León, y otras. Sin otro particular giramos la presente a los fines pertinentes Furia Transfeminista Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Zona Norte de la Provincia de Buenos Aires (APDH ZONA NORTE)".

 

Podés sintonizar la radio en FM 91.7 o escucharla a través de www.fmlauni.com.ar y encontrar todas las notas emitidas en  Radiocut.

Suscripción al newsletter
Seguinos en