FmLaUni

Novedades FmLaUni

FmLaUni

Novedades FmLaUni

Novedades FmLaUni

Miércoles 28 de noviembre de 2018

Sebastián Rosa: “Hay prácticas que son violentas pero en el marco del fútbol son legítimas”.

En una entrevista para FM La Uni, Sebastián Rosa, sociólogo e investigador miembro del Seminario Permanente de Estudios Sociales del Deporte, habló sobre la violencia vivida en la final frustrada de Libertadores y respondió algunos de los interrogantes que dejaron estos lamentables hechos. ¿Hay culpables en este episodio triste del fútbol argentino? ¿Qué han realizado los gobiernos parar frenar la violencia en los estadios? ¿Cómo se vive la cultura del fútbol en el país?

Alrededor de las 15.40 del sábado, el micro que transportaba a los jugadores de Boca circulaba por la Avenida Libertador y dobló por la calle Lidoro Quinteros.  Se dirigía al estadio Monumental, donde en poco más de una hora se jugaría la final de la Copa Libertadores entre los dos equipos más importantes del fútbol local. Pero en esa esquina, el ómnibus fue apedreado por hinchas de River que estaban al acecho de la llegada del equipo visitante. La policía tiró gases y fue aún peor para la delegación Xeneize. Los jugadores no se encontraban en condiciones de disputar el partido. Luego de varias idas y vueltas sin sentido de los dirigentes de la Conmebol y de ambos equipos, se tomó la decisión de que el partido se postergue para el día siguiente. Irrisorio. Con los jugadores de Boca aún perjudicados por los incidentes, Alejandro Domínguez, Presidente de la casa madre del fútbol sudamericano, decidió postergar el partido hasta nuevo aviso. Estos hechos dejaron al descubierto la incapacidad y las internas de la fuerzas de seguridad, la desidia de los dirigentes por el deporte y además de la violencia en su máximo esplendor que se vive en el ambiente del fútbol.

En deDiez, el programa deportivo de FM La Uni, Rosa se refirió a los errores que se cometieron, desde el punto de vista de las ciencias sociales, para que el partido no se llevará a cabo: “Tiene que ver con una ineficacia en la organización del traslado del micro, pero no puede ser que llevemos a escondidas a los jugadores a un estadio para que no sufran hechos violentos”. Además Rosa opinó que no solo se trata de “cincuenta inadaptados”, como dijeron Alejandro Domínguez, Rodolfo D´Onofrio y Daniel Angelici.

 

Sobre si existe un ambiente aparte que se vive dentro del fútbol o cuando las/os hinchas van a la cancha, el sociólogo describió: “Cuando un niño insulta a un árbitro la madre o el padre celebra que haga eso, pero si ese hijo insulta a la maestra o le pega a sus compañeros lo va a retar”. Sobre este escenario sentenció: “Hay prácticas que son violentas, pero en el marco del fútbol son legítimas”. Al referirse a la construcción de estas acciones, Rosa apuntó al periodismo, a los “años y años de celebración de este tipo de prácticas” y hasta algunos dichos que realizó Mauricio Macri.

 

Sobre las maniobras que realizaron los gobiernos nacionales para frenar los incidentes en los estadios, Rosa subrayó que “el tema de la violencia en el fútbol pasó a ser una mercancía política en que los gobiernos buscan mostrar efectividad”.  Además agregó que al ser un deporte popular pasó a ser “un problema público”.

Suscripción al newsletter
Seguinos en