FmLaUni

Novedades FmLaUni

FmLaUni

Novedades FmLaUni

Novedades FmLaUni

Viernes 10 de junio del 2022

Memoria: se realizó la señalización del Hospital Militar de Campo de mayo

Con la participación de integrantes de organismos de derechos humanos de la región, organizaciones sociales, sindicatos y funcionarios nacionales y provinciales, se inauguró el cartel que señala al edificio del Hospital Militar de Campo de mayo, en la provincia de Buenos Aires, como uno de los lugares donde se cometieron delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico militar. De 1976 a 1983, las detenidas desaparecidas eran obligadas a parir en ese centro de salud y luego eran separadas de sus hijos e hijas, quienes eran entregados a familias de militares o policías.

En diálogo con FM La Uni, Abel Madariaga, de Abuelas de Plaza de Mayo, destacó la importancia de señalizar el Hospital y recordar a todas las embarazadas que parieron en el sector de epidemiología. "Gracias al trabajo de Abuelas, de reconstruir la historia, y a través del testimonio de un compañero que ya no está, Cacho Scarpati, pudimos tomar testimonio de lo que pasó en el Hospital y en el Centro Clandestino El Campito", sostuvo.

En tanto, la presidenta de la Comisión de Sobrevivientes, Familiares y Compañeros de Campo de Mayo Iris Avellaneda remarcó que el Hospital “fue un sitio de secuestros y asesinatos". Por FM La Uni, advirtió: "Nacían los niños y de acá mismo se los expropiaban”.

Avellaneda además relató las últimas novedades que se conocieron sobre cómo funcionó ese espacio durante la dictadura: “Hace poco nos enteramos que en la parte de atrás del Hospital funcionó un centro clandestino. Que ahí había un túnel y que atrás de ese túnel había un horno donde se quemaron 2.500 personas”.

Avellaneda subrayó la importancia de seguir construyendo memoria y adelantó que “los otros Centros Clandestinos en Campo de Mayo se van a ir señalizando de a poco”. “Después de 46 años del golpe de Estado, recién ahora se están señalizando los sitios, pero mejor tarde que nunca, seguimos la lucha, pataleando”, expresó.

El acto tuvo lugar horas después de que la Cámara Federal de Casación Penal concediera la prisión domiciliaria al exrepresor Miguel Etchecolatz, condenado por delitos de lesa humanidad. Al referirse a la medida, Avellaneda sostuvo que se trata de “jueces fachos” y reclamó su renuncia y la sanción de una reforma judicial que habilite jueces que defiendan a los y las detenidas/os desaparecidas/os y no a represores "que tienen que estar en cárcel común y efectiva”.

Suscripción al newsletter
Seguinos en