Novedades

Novedades

Novedades

Lunes 10 de junio de 2019

“Sensibilizar sobre las desigualdades sostenidas por el patriarcado”

En el auditorio José Pablo Martín colmado por la comunidad universitaria, se llevó a cabo en la UNGS la presentación de la Formación con Perspectiva de Géneros, una iniciativa impulsada por el Consejo Superior de la Universidad -en el marco de la “Ley Micaela”-  cuya resolución establece la capacitación obligatoria en materia de género y violencia contra las mujeres y disidencias, destinada a sus autoridades superiores, docentes, nodocentes y estudiantes.

La actividad estuvo encabezada por la rectora de la UNGS Gabriela Diker y la rectora de la Universidad Nacional del Arte (UNA) Sandra Torlucci, coordinadora de la Red Interuniversitaria por la Igualdad de Género y contra las Violencias (RUGE) del  Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). Como actividad central, la reconocida socióloga Dora Barrancos brindó una conferencia  titulada “¿Cómo se gobierna una institución con perspectiva de género?”.

“Las universidades debemos sensibilizar sobre la cadena de desigualdades sostenidas por el patriarcado, y debemos hacerlo sin reproducir estereotipos de géneros”, expresó Gabriela Diker. La rectora de la UNGS destacó la relevancia de esta propuesta formativa: “Entendemos que  transversalizar la perspectiva de género, a través de todas las actividades que realiza la Universidad, es uno de los aportes fundamentales para poder pensar las relaciones de género en perspectivas de igualdad”.

En su intervención, la rectora Sandra Torlucci se refirió a las dificultades sorteadas para alcanzar creación de la red RUGE y a los desafíos que se plantean a diario frente a los casos de violencias de género: “El sistema universitario es tremendamente patriarcal, pero no debemos focalizarnos en la condena de, por ejemplo, micro machismos sino casi todos los docentes serían condenados. De ese modo lo que logramos es debilitar los procedimientos de administración de justicia, que no son lo mismo que la justicia en sí”, sostuvo Torlucci y agregó: “Si nosotras nos quedáramos solo en el plano de esos protocolos, lo único que estaríamos pensando es que los que los feminismos vienen a poner en escena la pregunta por el castigo, y esa no es la cuestión fundamental”.

Cómo se construye conocimiento científico, cómo los modos habituales de construir conocimiento pueden reproducir un orden patriarcal, cómo la reflexión no debe estar tomada por la punición de las violencias machistas sino por las formas de construcción de una sociedad igualitaria y vivible,  fueron los puntos centrales sobre los que giró la conferencia de Dora Barrancos quien enfatizó que  “esta iniciativa busca construir emancipación”.

“Introducir masivamente la formación con  perspectiva de género en nuestras universidades es fundamental. Es fundamental el cambio curricular, es fundamental el cambio de percepción, es fundamental el cambio de sensibilidades en las universidades. La perspectiva de géneros implica un trastocamiento de los órdenes del sentido común, el sentido común es patriarcal, es sometimiento, incluso en lo que refiere a la ciencia. Es necesario corregir absolutamente los desvíos que ha tenido la ciencia consagrándose también como patriarcal. Es necesario reconstruir la universidad con esta  reflexión”, planteó Barrancos.

El cierre de la presentación finalizó con la participación de personas del público que compartieron interrogantes y reflexiones sobre las intervenciones de las expositoras y la sobre la iniciativa.

 

Compromiso con la igualdad de género y contra las violencias

El 19 de diciembre de 2018 fue sancionada la Ley Nacional Nº 27.499, conocida como “Ley Micaela” por haber sido promovida por la Fundación Micaela García (La Negra), que dispone la capacitación obligatoria en género para todas las personas que trabajan en los distintos poderes, en todos los niveles y en las diferentes jerarquías del Estado, estableciendo que el modo y la forma que vayan a asumir las capacitaciones estarán a cargo de los respectivos organismos.

La norma fue valorada positivamente, en abril del corriente año, por el plenario de rectores y rectoras del CIN, que mediante el Acuerdo Plenario Nº 1076/19 propició la organización de la capacitación obligatoria en materia de género y violencia contra las mujeres prevista en la “Ley Micaela” para sus autoridades superiores, docentes, nodocentes y estudiantes.

Con estos antecedentes, el Consejo Superior de la UNGS consideró el asunto en su sesión del mismo mes de abril, en la que se discutió el mejor modo de continuar desarrollando acciones vinculadas a las políticas de género, y en particular el abordaje institucional de situaciones de violencia o discriminación basadas en el género u orientación sexual de las personas.

El resultado de esa deliberación se plasma en la Resolución (CS) Nº 7291/19. Por medio de la misma, el Consejo Superior de la UNGS resuelve establecer la capacitación obligatoria en materia de género y violencia contra las mujeres y disidencias para sus autoridades superiores, docentes, nodocentes y estudiantes, en un plazo no mayor a los 24 meses, y ampliar la convocatoria a estas instancias de formación a los graduados y las graduadas de la Universidad. El Consejo Superior encomendó la elaboración de las propuestas específicas de capacitación al Rectorado y a las distintas unidades académicas de la Universidad, y resolvió  continuar desarrollando y promoviendo políticas tendientes a erradicar la desigualdad entre los géneros.

De este modo el Consejo Superior reafirmó su compromiso con la Red Interuniversitaria por la Igualdad de Género y contra las Violencias (RUGE), del CIN, que promueve políticas de género para el sistema universitario público: la resolución del CS establece que debe tenerse en cuenta las líneas proyectadas por la RUGE y reconocerla como órgano de consulta permanente y de asesoramiento en las temáticas de su competencia.

 

Suscripción al newsletter
Seguinos en