Novedades

Novedades

Novedades

Viernes 30 de octubre de 2020

Siguiendo de cerca al virus

La UNGS firmó un convenio con la provincia de Buenos Aires para avanzar en la instalación, en el Campus universitario de Los Polvorines, de un centro de telemedicina en condiciones de permitir el seguimiento de casos de covid-19 en la región. A tal fin, se acondicionó especialmente un espacio de las instalaciones de la Universidad, donde integrantes del programa de Voluntariado de la UNGS llevan adelante esta tarea de prevención y acompañamiento.

En los últimos meses, más de 500 estudiantes y trabajadores de la UNGS se sumaron al programa de voluntariado impulsado por la Universidad para colaborar en el seguimiento de personas identificadas como contactos estrechos de casos sospechosos o confirmados de covid-19. En articulación con el municipio de Malvinas Argentinas, y a instancias del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, se montó en el Campus un Centro de Telemedicina COVID-Universidad (CeTeC-U). En el marco de la crisis provocada por el coronavirus, este programa es una de las iniciativas promovidas por la Universidad dentro de un conjunto de acciones direccionadas a fortalecer el esfuerzo sanitario y contribuir a neutralizar la propagación de la enfermedad en el territorio.

Ante la necesidad de dar respuestas por el avance del número de contagios, el gobierno de la provincia de Buenos Aires creó el “Programa de fortalecimiento de la prevención y seguimiento frente al covid-19”, que tiene como objetivo “la detección precoz, eficiente y ágil de casos positivos de covid-19, así como el seguimiento y acompañamiento de sus contactos estrechos”. Con el propósito de colaborar en la ejecución de este programa y de cumplir así con su responsabilidad en la promoción, desarrollo y transferencia de conocimiento a los distintos sectores de la sociedad que establece su Estatuto General y que inspira el conjunto de sus actividades, la UNGS promovió la implementación y puesta en funcionamiento de un CeTeC-U.

La inauguración formal del CeTec-U se realizó a fines de septiembre tras la firma del convenio entre la UNGS, la Jefatura de Gabinete de Ministros y el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires. El Centro de Telemedicina de la UNGS permite aprovechar y sistematizar la experiencia que una cantidad de voluntarios y voluntarias habían acumulado durante los meses previos gracias a su trabajo, en una acción que la Universidad venía realizando en coordinación con el Municipio de Malvinas Argentinas, en el seguimiento telefónico de casos de contactos estrechos de pacientes con covid-19 y en el registro de potenciales donantes de plasma, tarea para la que habían sido oportunamente capacitados y capacitadas por agentes de salud.

En diálogo con FM “La Uni”, la radio de la Universidad, el secretario general de la UNGS Sergio Vera brindó detalles sobre el proceso, desde la apertura del voluntariado hasta la inauguración del centro de seguimiento: “Una de las primeras medidas fue abrir un registro de voluntarios y voluntarias. Articulamos con el Municipio de Malvinas Argentinas y esas acciones se fueron desplegando con voluntarios y voluntarias desde sus hogares. El esquema funcionaba, pero no se contaba todavía con coordinación o asistencia profesional cuando algún llamado así lo requería. A partir de la firma del convenio para instalar en nuestro campus el CeTeC-U, se genera una posibilidad de articulación más profunda para poder acompañar y facilitar el diálogo entre voluntarios, así como también el correcto registro de casos y una articulación más fluida entre el Ministerio y el Municipio”.

Por su parte Sebastián Crespo, coordinador de los Centros de Telemedicina del Ministerio de Salud bonaerense, remarcó, también en diálogo con FM “La Uni”, que ya son 17 las universidades públicas que se suman a la propuesta a través de convenios para ampliar la capacidad operativa del sistema de salud: “El objetivo principal de los CeTeC-U es contribuir a cortar cadenas de transmisión de covid-19 en la comunidad, disminuir el impacto sanitario y acompañar telefónicamente a las personas, con escucha activa, brindando pautas de cuidado y asistencia”. También señaló la relevancia del vínculo entre el Ministerio y las Universidades: “Tiene que ver con el reconocimiento de la importancia que tienen las Universidades del Conurbano para el desarrollo de su comunidad y su inserción concreta en el territorio del cual forman parte”.

El convenio firmado, que fija pautas a seguir respecto del centro de seguimiento, pone especial atención sobre los y las que realizan las tareas. En el reglamento se acuerda, entre otras cosas, que los operadores y operadoras no pueden exceder las 12 horas semanales de actividades. Asimismo, se indica que la Universidad debe proveer el espacio para instalar el centro y los dispositivos electrónicos que garanticen el eficaz seguimiento de pacientes, y que el gobierno provincial, por su parte, es el que debe brindar tanto las capacitaciones a los operadores y las operadoras como los elementos de higiene –tapa nariz y boca, alcohol en gel, termómetros infrarrojos– para que todos ellos y ellas puedan desarrollar adecuadamente su trabajo. La dinámica de trabajo se expande de lunes a sábado, en dos turnos y cuatro horarios. En cada turno no puede haber más de veinte personas presentes en las instalaciones destinadas por la Universidad a esta tarea.

Si bien el programa se planteó al principio como un voluntariado, el convenio establece el pago de una beca de diez mil pesos mensuales, que es financiada por el gobierno de la provincia de Buenos Aires. Cada becario o becaria operadora tiene a su cargo el seguimiento telefónico de contactos estrechos de casos positivos de covid-19, el seguimiento de casos catalogados como sospechosos y el acompañamiento, siempre telefónico, con recomendaciones de cuidados durante los aislamientos domiciliarios o extra hospitalarios de ambos tipos de casos.

Soledad Negri es estudiante de la Licenciatura en Cultura y Lenguajes Artísticos y cuenta que llegó a la convocatoria del voluntariado a través de las redes sociales de la Universidad: “Me pareció interesante participar de este proyecto con la Universidad y hacia el territorio. La experiencia es sorprendente, siempre es algo nuevo. Hay personas que nos brindan información sobre casos que también son contactos estrechos pero de los que no tenemos registro en el sistema. De esta manera nos brindan herramientas para mejorar el proceso de seguimiento”. Con respecto a las capacitaciones, destaca que son permanentes: “Todo el tiempo hacemos capacitaciones con los nuevos avances de prevención de contagio. El aprendizaje es constante y diario, nos nutrimos de lo que recibimos desde el Ministerio de Salud, las coordinadoras y las personas a las que llamamos”.

Mientras los casos se mantienen estables, incluso con una tendencia a la baja, pero en números que son alarmantes (entre 4000 y 5000 casos por día en la provincia), desde las universidades, en articulación con los municipios y con el propio gobierno bonaerense, se tejen redes y lazos de comunidad para poder llegar a todas las personas afectadas de una manera u otra por el covid-19. La articulación de las instituciones con el territorio y la ética del cuidado son los pilares fundamentales para construir una salida, con el menor daño posible, de esta pandemia.

Micaela Zalazar Cuello

* La nota fue publicada en la edición del 27 de octubre de Noticias UNGS

Suscripción al newsletter
Seguinos en