Novedades

Novedades

Novedades

Martes 6 de diciembre de 2022

Rita Segato: “Las reivindicaciones de las mujeres son de toda la sociedad, el feminismo es antisistémico”

La antropóloga visitó la Universidad y conversó con María Pia López sobre colonialidad, estratificación racial, patriarcado y violencia de género.

Pensar el problema de la mujer como un problema entretejido con el problema del mundo, entender las reivindicaciones feministas como reivindicaciones para toda la sociedad y al movimiento feminista como antisistémico (no contra los varones), son algunas de las bases fundamentales desde dónde partir el análisis, según la antropóloga Rita Segato. Distendida, con palabras claras y contundentes, conversó en la UNGS junto a la socióloga María Pia López, en el marco de las actividades formativas y de capacitación en género y diversidad para toda la comunidad académica, y de la adhesión de la Universidad a la Ley Micaela.

El feminismo se vuelve “tan importante” en el presente porque “ve el mundo desde otro lugar” y puede dar cuenta de “errores” de luchas pasadas, aseguró la directora de la Maestría en Género y Derechos que dictarán en conjunto la UNGS y la Universidad Autónoma de Entre Ríos. Continuando con esta idea, y ante la escucha atenta de más de 200 personas en el Auditorio José Pablo Martín, expresó que las mujeres por su posición y por lo que sufren ven “el problema del mundo con más claridad”.

La conversación, en la que valoró justamente el arte de conversar, pensar en conversación y la importancia de lo vincular (“el conversar y el pensar mientras conversamos es algo que en Argentina todavía gozamos”, dijo), giró también en torno a sus concepciones sobre la violencia como dispositivo disciplinador, la colonialidad del poder y el saber, la estratificación racial, el ser “criollo”. Sobre el patriarcado, manifestó: “No es posible decir que no existía un patriarcado precolonial. Lo que pasa es que el patriarcado colonial moderno, después de la colonización y en el tránsito hacia la modernidad, sólo es posible después que existe la colonia. La colonialidad precede la modernidad y al capitalismo, es una condición de posibilidad para la modernidad. Cuando uno percibe esto, gira la manera en que se percibe la historia”.

En la charla en la UNGS, aseguró, tajante, que en Argentina hay una ausencia de un Estado de derecho. Se refirió a los “errores de fundación”, fallas estructurales de los Estados, construidos por elites criollas, alejadas de la vida popular. No alcanza, dijo, con hablar de desigualdad porque “hoy el mundo está adueñado” y “hay gente que tiene que morir”, vidas desechables, porque lo que importa es la velocidad de la concentración de la riqueza.

Volviendo sobre la violencia, dijo que a pesar de haber una mayor legislación, en este “mundo de dueños” aumenta la violencia hacia las mujeres “porque a muchísimos hombres solamente les queda la violencia”. Remarcó que los “crímenes de mujeres son crímenes políticos” y que la violencia de género permite “hacer un cierto diagnóstico sobre una sociedad”. También consideró que, a diferencia de la vida comunal en la que hay “un ojo que vigila”, estas situaciones se agravan “a medida que nos volvemos individuos y la familia se nucleariza, se blinda entre cuatro paredes”. Y al reflexionar sobre el “garantismo”, manifestó que el cuerpo de la mujer “está siempre bajo sospecha", sospecha de locura, de intenciones oscuras. “Cometemos actos inmorales que ponen a la humanidad en peligro”, ironizó, respecto a este “cuerpo sospechado”.

Segato, con un posgrado en Antropología Social y especialista en antropología de la música, comenzó a investigar sobre violencia de género hacia los años 90. Docente universitaria, es autora de distintas obras, como Las Estructuras Elementales de la Violencia (Universidad Nacional de Quilmes, 2003), y La escritura en el cuerpo de las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez (Tinta Limón, 2013). En forma reciente, brindó testimonio en casos de lesa humanidad, en Neuquén y Zárate Campana. Pia López destacó, entre otros aspectos, el modo de trabajo de la antropóloga, en términos de peritajes, sobre distintas situaciones de violencia en América Latina, que implican “una construcción, un modo de ser intelectual, investigadora, comprometida con asuntos públicos muy particular y en donde la palabra tiene un peso diferente”.

“Hoy tengo la oportunidad de presentar a una pensadora que sigo y cuyos planteamientos trato de incorporar a nuestros modos de pensar la Universidad”, dijo la rectora de la UNGS, Flavia Terigi en la apertura. Terigi hizo referencia a algunos textos en los que Segato propuso la existencia de dos proyectos históricos en curso en el planeta, el proyecto histórico de las cosas y el proyecto histórico de los vínculos: “El proyecto histórico centrado en las cosas como meta de satisfacción es funcional al capital -nos dice Segato- y produce individuos que a su vez se transforman en cosas. Y el proyecto histórico de los vínculos insta a la reciprocidad que produce comunidad. Vamos en esta Universidad por el proyecto histórico de los vínculos y nuestra formación con perspectiva de género se propone revisar ese aspecto tan sensible de la vida institucional en la manera en que los vínculos se traducen en esquemas de dominación”.

Durante la presentación, Terigi también recordó que en 2019 el Consejo Superior de la UNGS adhirió a la Ley Micaela, aunque las universidades nacionales no están obligadas a aplicar la ley ya que son instituciones autónomas, y que desde la Universidad se viene sosteniendo un activa política de formación, investigación y revisión de todo lo que se hace, desde un punto de vista feminista, de rechazo contra la violencia de las mujeres y de reconocimiento de las diversidades. “La UNGS se dejó atravesar por las demandas de los feminismos movilizados, fue parte de esas demandas”, enfatizó.

La conversación completa con Rita Segato:

Más información sobre las actividades formativas en géneros

Suscripción al newsletter
Seguinos en